La soberanía no se discute se ejerce
 
Quien lo quiera negar es como querer tapar el sol con un dedo. La integración en torno a lo que conocemos como soberanía ya no es solo una declaración de papel sino que se ha pasado a acciones trascendentales, comenzando por la derrota contundente al proyecto de dominación socioeconómica conocido como Área de Libre Comercio que pretendieron imponer las ciento veinte compañías más poderosas de Estados Unidos a través del gobierno de Bill Clinton y luego George Bush hijo.
 
Una de esas hermosas batallas definitiva fue en el propio corazón del monstruo en Miami en el 2003 donde se pretendía coronar el ALCA y miles de movimientos sociales de Estados Unidos y América Latina tomaron las calles para protestar dicha cumbre, que posteriormente en Argentina se le daría la carta de defunción impulsada por el presidente Hugo Chávez en la Cumbre de la Américas en el año 2005…donde Bush dijo “no entiendo qué está pasando aquí….es que no entiendo por qué no firman el ALCA que es el proyecto más revolucionario para la integración”…y Chávez dijo ALCA es para afianzar el imperialismo y  la dependencia…por lo tanto no es viable para la soberanía de nuestros pueblos”.
 
Pero no bastaba derrotar esa integración desbastadora, “agallua” y violadora de nuestras soberanías, que pretendía  convertir a ochocientos millones de latinoamericanos en consumidores pasivos de transgénicos, chatarra e ilusiones mal sanas, sino que se trataba de hacer una contra propuesta de otros esquemas de integración de nuestra América que intencionalmente excluyera a los invasores de siempre, que detuviera las eternas invasiones militares y desmontara “El destino Manifiesto” de que América (del sur) era el patio trasero para los Americanos del Norte…a lo que Simón Bolívar ya le había respondido en el siglo XIX con una frase lapidaria…”Los Estados Unidos parecen destinado por la providencia a plagar de hambre y miseria a nuestros pueblos.
 
Con el amanecer de siglo XXI, el Alca comenzaría a sufrir una serie de críticas ante el surgimiento de nuevos polos de Estados soberanos sobre todo con Lula (Brasil), Kirchner (Argentina) y Chávez. Todo esto viene al caso ya que nuestro país ha logrado derrotar la ultraderecha venezolana que pretende destabilizarnos buscando apoyo internacional. Nuestros bloques de integración los han puesto en su lugar incluyendo al papa de los helados; Estados Unidos…imagínese que hasta  la inefable OEA ha tenido que opinar a nuestro favor ante ese tipo de agresión contra nuestro país…. …El papel de nuestro canciller, el afrodescendiente y barloventeño Elias Jaua, ha sido contundente.
 
La soberanía en Nuestra América es cosa seria
 
Si bien es cierto que la integración de nuevo tipo en “nuestra América, sin Estados Unidos y Canadá, ha tenido como haz luminoso el ALBA /Alternativa Bolivariana de los Pueblos) donde cada vez se suman más países, tenemos que UNASUR también ha sido muy significativo que dio el segundo salto cualitativo de integración más plural, así como Mercosur donde ya Venezuela forma parte. Posteriormente la integración energética con PETROCARIBE fue un gesto de solidaridad activa y por último la creación de la CELAC, que fue un sueño que concretó el presidente Chávez cuando ya estaba convaleciente en el 2011. Pero no bastaba la concreción de planes de integración económica sino también social y cultura. Y lo más extraordinario fue la ruptura con formas de intervención directa. Así vemos que el presidente Correa sacó la base militar de Estados Unidos establecido en Manta. Evo Morales expulsó a la USAID y recientemente la DEA. Venezuela también expulso a la DEA  así como a los militares gringos que hasta tenían oficina en el centro militar Fuerte Tiuna de Caracas y se tomó la decisión de no enviar a militares venezolanos en la casa de la fábrica de asesinos, es decir "La escuela de las Américas" ubicada en el estado de Georgia. Bolivia, Ecuador y Venezuela con estas acciones, como nunca antes se habían hecho, asumieron con seriedad nuestras soberanías.
 
Ahora la afrointegración  
 
Todas estas luchas desde tiempos coloniales hasta nuestros días han contado con la participación afrodescendiente en las Américas por varias vías. Primero en las primeras rebeliones que sacudieron al continente contra el colonialismo español. Segundo con la incorporación de millones de africanos ex esclavizados y cimarrones en las largas batallas en la guerra de independencia desde el paso de los Andes hasta la batalla de Ayacucho. Tercero en las luchas contra el nuevo imperialismo invasor norteamericano en su empeño en convertirnos en repúblicas bananeras y ahí estuvieron los afro con el general Sandino en Nicaragua, con Martí en Cuba, en Puerto Rico con Albizus Campos contra la anexión de ese país a Estados Unidos, en las luchas contra la minería del hambre en Colombia, en la lucha contra la masacre del perejil en Haití y contra la masacre de color en Cuba. Cuarto en las décadas de los años sesenta y setenta por la independencia del canal de Panamá, en la lucha contra la sangrienta a dictadura de los Duvalier en Haití, en la lucha contra la invasión norteamericana en Santo Domingo, posteriormente en Granada y Panamá en 1989. Quinto, en el internacional solidario hacia  África con el Che en el Congo, en la operación Carlota que ayudo a la liberación de Angola, en apoyo a la liberación de Guinea Bissao con Amilcar Cabral, entre otras luchas por la liberación de África. Ahí estuvimos….pero aun la integración, en América Latina y el Caribe en las nuevas dimensiones de los bloques de poder continúan con ciertos rasgos de exclusión…y eso es una deuda que Chávez la entendió. Hoy nos corresponde avanzar hacia la erradicación de esas asimetrías etnosociales hacia millones de afrodescendientes en nuestra América. La realización del V Encuentro Afrodescendientes y Transformaciones Revolucionarais a realizarse en los días venideros en Caracas constituye un esfuerzo para afianzar la etncomprensión en  el desarrollo integral de nuestros pueblos.
 
Jesús Chucho García
www.redafrodescendientesdevenezuela.com
skype: afrochucho