Introducción
 
Cuando nos referimos a Estados Unidos como un estado policiaco, debemos retrotraernos a los orígenes de este fenómeno que se inicia con el fin de la Segunda Guerra Mundial.
 
Terminada la guerra, los grandes intereses económicos estadounidenses que habían sacado buen provecho de la misma, se encuentran en una encrucijada, pues la paz constituía el mayor peligro que pudieran enfrentar todos los componentes del Complejo Militar Industrial.
 
La paz significaba que los presupuestos de adquisición de armamento y el desarrollo de estos sufrirían serias disminuciones, el regreso de las tropas a la patria en el momento en que disminuiría la producción de material bélico provocaría un serio incremento del desempleo, sin poder contar con un mecanismo que actuara contra dicha situación.
 
Por otro lado el pueblo estadounidense había sufrido las consecuencias de la guerra, muchos de sus miembros habían muerto en los campos de batalla y el ambiente generalizado era favorable a la paz. La propia lucha contra el bloque nazi fascista compuesto por Italia, Alemania y Japón (Conocido como Roberto; ROma, BERlin, Tokio) había fomentado la coordinación de acciones entre los países que se denominaron "Los Aliados", entre los que se incluía a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
 
Esta lucha conjunta de Los Aliados contra el nazi fascismo, despertó sentimientos positivos en el pueblo estadounidense hacia aquellos países, lo cual incluía a la Unión Soviética, aunque no fuera este el deseo de la clase dominante en Estados Unidos.
 
El fin de la Segunda Guerra Mundial y la situación antes descrita, puso a pensar a los estrategas de los entonces recientemente creados, el Pentágono y la Comunidad de Inteligencia. Comenzaron las campañas para tratar de revertir el sentimiento positivo hacia los países socialistas que se había creado en el pueblo estadounidense, principalmente contra la Unión Soviética, a la que se acusó con frecuencia de tener campos de trabajo forzado, no permitir las libertades públicas y sobre todo, que se había convertido en un peligro para la Seguridad Nacional de Estados Unidos, especialmente por sus ideas contra el capitalismo y su interés en ir avanzando en la ocupación de los países europeos que no estaban en su esfera de influencia.
 
Churchill en 1946 calificó a la Unión Soviética como el país de "La Cortina de Hierro", sin embargo fue Joseff Goebbels, Ministro de Propaganda de la Alemania Hitleriana, en 1945, el primero que utilizó ese calificativo, ambos trataban de crear un sentimiento negativo hacia el país de los soviets, como parte de la propaganda para beneficiar sus intereses.
 
Todo esto resolvía en parte el problema. Estados Unidos comenzó a dar carácter permanente y ampliar sus bases militares en Europa y Asia, con el pretexto de que las mismas servirían para contener el avance "comunista", por lo que los efectivos de sus fuerzas armadas no regresarían al país, donde posiblemente les esperaba el desempleo.
 
Esta propia política originó lo que se llamó "La Guerra Fría", pues era necesario fortalecer y modernizar el material bélico que se requería para hacer frente a la expansión "comunista". Todo esto originó nuevas doctrinas militares estadounidenses, como la "contención","la paridad" y otras que trataban de mantener el ambiente guerrerista en función de que las empresas del Complejo Militar Industrial continuaran funcionando como si la guerra no hubiera acabado.
 
Estas empresas no solamente suministraban a las fuerzas armadas estadounidenses, sino que también se convirtieron en fuente de suministro a países de Europa y Asia, cuya industria bélica había sufrido los embates de la guerra, pues esta se había llevado a cabo en sus territorios, todo lo contrario a la industria estadounidense que no había perdido ni un tornillo en la conflagración. Toda esta política de dependencia europea hacia Estados Unidos culminó con la organización de la OTAN en 1949.
 
Dijimos que el problema se había resuelto en parte, porque no resultó tan fácil eliminar el sentimiento de amistad y reconocimiento por parte de una parte del pueblo estadounidense hacia la Unión Soviética y el campo socialista, debido a la justeza de sus ideas, la propia guerra, el sacrificio que esta implicó para aquellos pueblos y el hecho de que una buena parte de la población de Estados Unidos provenía de los mismos, lo que les permitía evaluar adecuadamente lo que realmente estaba sucediendo en ellos, tanto de beneficio como de perjuicio, sin que la propaganda pudiera influenciarlos.
 
La plutocracia comenzó a comprender que además de las acciones que realizara en el exterior contra aquel supuesto "enemigo", era necesario ir creando las condiciones internas para reprimir a todos aquellos que de una forma u otra se opusieran a sus intereses. Una de las primeras manifestaciones de represión de este tipo se localiza en la etapa del macartismo. A esto siguió la fiebre del espionaje, que costó la vida a los esposos Rosemberg y toda una serie de medidas, muchas de ellas clandestinas, que llevaron a cabo los miembros de la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos, en especial el Buró Federal de Investigaciones (FBI) contra organizaciones de izquierda, de lucha por los derechos civiles, contrarias a la discriminación racial, contrarias a la guerra, a favor de los inmigrantes ilegales y otras.
 
La materialización y legalización del Estado Policiaco se lleva a cabo con la promulgación de la Ley de Seguridad de la Patria, resultante de los oscuros hechos que originaron la destrucción de las Torres Gemelas existentes en la ciudad de Nueva York. Aunque esta ley establece las bases para el funcionamiento del Estado Policiaco, con frecuencia se promulgan nuevas leyes que van dirigidas a restringir aún más las libertades establecidas en las enmiendas a la Constitución de Estados Unidos.
 
Capitulo 1.- La privacidad en manos del gobierno
 
Cualquier persona que escucha la retórica de los principales dirigentes estadounidenses pudiera pensar que en aquel país se respetan los derechos humanos y que ese asunto es una sería preocupación del sistema, tan sería que se abrogan el derecho de estigmatizar a los que según ellos se han convertido en violadores de tan sagrado derecho.
 
Todo esto es relativo y si algo pueden decir las autoridades estadounidenses es el antiguo dicho de
 
"Haz lo que yo digo y no lo que yo hago".
 
Los parámetros que Estados Unidos pretenden aplicar a una serie de países, por lo regular aquellos que se oponen a sus designios, no los aplican a otros países ni tan siquiera los ponen en funcionamiento internamente para garantizar los derechos de sus propios ciudadanos.
 
El aparato represivo estadounidense ha venido trabajando en la conformación de un sofisticado programa de inteligencia doméstica que le permite acumular y analizar información sobre todos los ciudadanos y personas residentes en Estados Unidos. Las fuentes de información que utilizan, además de las tradicionales del FBI, la CIA, la policía local, el Departamento de Seguridad de la Patria, oficinas de investigación criminal a todos los niveles, incluyen las propias de las agencias que forman parte de la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos.
 
Adicionalmente a esta fuentes de información sobre cada individuo, se agrega aquella que puede derivarse de la utilización de sus tarjetas de crédito para comprar medicina, ropa, libros, asistir a teatros y otros entretenimientos, echar gasolina, viajar a otros estados o países, la vía que utiliza para esto, la cuenta telefónica y el registro de todas las personas con que establece comunicación. Hoteles donde se hospeda, si alquila algún vehículo, restaurantes a los que asiste, lugares donde adquiere su comida y tipo de comida que comprar, si ayuda económicamente a un familiar, protegido, iglesia, equipo deportivo e inclusive si asiste a un establecimiento de dar masajes o de escoltas profesionales y utiliza su tarjeta de crédito en esos menesteres.
 
En fin, poco queda de la famosa privacidad de la que tanto se habla en Estados Unidos y que según ellos está garantizada por la Constitución y las Leyes vigentes. Lo interesante de todo esto es que para estar fichado de esa forma, es decir, incluido en el programa, usted no tiene que ser un delincuente ni ser sospechoso de haber cometido alguna violación de las leyes, simplemente tiene que existir en Estados Unidos, ya sea como ciudadano o como residente en el país.
 
Un aparato de tal magnitud requiere un desmesurado presupuesto, tanto en equipamiento como en personal para poder tener actualizado todos estos controles.
 
El sistema que ha sido denominado "Top Secret America" cuenta con más de 4,200 organizaciones a nivel federal, estadual y local, cada una con sus responsabilidades específicas dentro del sistema, de estas cerca de 1,000 fueron instauradas como parte del "fortalecimiento" del sistema.
 
Dentro de los parámetros utilizados para el análisis de la información se incluyen aquellos que en un momento determinado pudieran conducir a detectar con la debida anticipación alguna actividad de carácter terrorista o en contra de la estabilidad del sistema. Principalmente se toma en consideración la religión de la persona, su origen, entorno donde vive, su raza, estado psíquico y antecedentes de carácter violento.
 
Según el presupuesto autorizado para esta operación, el Departamento de Seguridad de la Patria gastó en menos de diez años 31,000 millones de dólares en este programa, sin contar lo que pueden haber gastado a nivel estadual algunas agencias involucradas en el mismo.
El problema es que el gasto de dinero va en un acelerado ritmo ascendente, pues ya se están utilizando en aeropuertos de Estados Unidos y de países de los cuales llegan viajeros, algunas técnicas sofisticadas de escaneo y detección de bombas, comprobación de identidad y otras que han creado una importante línea de desarrollo a las empresas del Complejo Militar Industrial, al cual ahora se le agregó la línea de Seguridad, cuyas utilidades continúan creciendo.
 
Técnicas de identificación de personas
 
La guerra que Estados Unidos ha llevado a cabo en distintos países del Medio Oriente le ha permitido desarrollar toda una serie de nuevas técnicas propias de un estado policiaco donde los derechos humanos y respeto a las libertades de la población pasa a segundo plano.
 
Cuando esas técnicas son aplicadas en Irak o en Afganistán tienen la característica de estarse utilizando en un país ocupado, donde las tropas estadounidenses no tienen que rendir cuenta de lo que hacen. Cuando son utilizadas dentro del territorio de Estados Unidos se pisotea la Constitución y todo aquello que se ha proclamado como sagrado dentro de la vida de dicha nación.
 
En algunos estados, los carros de patrulla de la policía están equipados con una cámara de televisión tipo militar con lente infrarrojo, la cual está situada sobre el capó del carro. Esta cámara tiene un movimiento continuo, de un lado a otro, donde capta las licencias de los carros, envía la señal a una central, que analiza la imagen e informa si el carro ha estado involucrado en alguna violación.
 
La información llega a la pantalla que posee el carro de patrulla, donde informa que debe ser detenido y las razones para hacerlo. Si el carro representa un peligro adicional, se informa en la pantalla. Este tipo de aditamento se utilizó inicialmente en las calles de Kabul, antes de implantarlo en Estados Unidos.
 
Otro equipo utilizado inicialmente en el Medio Oriente es un escáner portátil inalámbrico para captar y transmitir huellas digitales. Este equipo producido por la empresa L-1 Identity Solutions se utilizó en Iraq para identificar transeúntes, cuyas huellas iban a una central de la que se recibía respuesta sobre la identidad y peligrosidad del individuo. En estos momentos la policía de distintos estados cuenta con este equipo y lo aplica apersonas que considera sospechosas.
 
Dentro de algunos departamentos de policía ya existen las Unidades de Reconocimiento Facial similares a las que se implantaron en Irak y Afganistán, utilizadas para obtener información biométrica de personas sospechosas. Esta información se guarda en un banco de datos donde existe una ficha de la persona y al detectarse que su rostro se encuentra registrado en el mismo, se informan los antecedentes de este, peligrosidad y cualquier otra información existente.
 
El Departamento de la Patrulla Fronteriza encargada de vigilar la frontera con Canadá y México ha modernizado sus medios y en la actualidad cuenta con aviones teledirigidos del tipo "DRONES" con cámaras de video, similares a los que Estados Unidos ha utilizado en las guerras de Kosovo, Irak y Afganistán para detectar grupos "sospechosos".
 
Las cámaras de televisión fijadas en semáforos, zonas de alta criminalidad, esquinas problemáticas, puentes y túneles, envían a una central las imágenes que captan donde estas son analizadas, tanto los autos y sus licencias, como el rostro de las personas que transitan por los lugares. Esta información se comprueba con la existente en el banco de datos y si hay alguna coincidencia se pone en alerta a las autoridades. El mismo sistema que se ha utilizado en ciudades del medio oriente en la llamada "lucha contra el terrorismo".
 
Existen unidades especiales encargadas de la intercepción telefónica que incluye las conversaciones por todo tipo de teléfono, incluyendo los celulares y el registro de cuantos mensajes se reciben o envían por cualquier tipo de computadora. Estas unidades están preparadas para descifrar mensajes que se han codificado con cifras comerciales de poca complejidad. Si requirieran descifrar algunos más complejos, entonces se requiere una coordinación que pudiera terminar en la National Security Agency.
 
El estado Policiaco sigue avanzando y la privacidad es precisamente el objetivo contra el que dispara sus proyectiles.
 
El Estado Policiaco a nivel mundial
 
El Estado Policiaco se ha conformado utilizando los adelantos tecnológicos y creando un número de agencias que en coordinación con el Departamento de Seguridad de la Patria serán los encargados de administrar los bancos de datos donde se registra la información de los ciudadanos estadounidenses, residentes en Estados Unidos y de ciudadanos y residentes en otros países.
 
La aspiración es que este Estado Policiaco sea mundial y al frente del mismo, dirigiéndolo y determinando sus acciones estará el "campeón de las libertades", el país encargado de llevar la "democracia y la sociedad de consumo" a todos los rincones del mundo, porque ese es su "destino manifiesto", indudablemente que ese país es Estados Unidos.
 
Uno de los órganos que está trabajando seriamente en la conformación del Estado Policiaco Mundial es el Buró Federal de Investigaciones, conocido como el FBI, que será el encargado de administrar el banco automatizado de huellas digitales, lo cual está desarrollando en sus instalaciones de Clarksburg, West Virginia.
 
Este banco en la actualidad contiene 96 millones de huellas digitales obtenidas en Estados Unidos, además de otras que se han incorporado como resultado de las guerras de Irak, Afganistán, Kosovo y los prisioneros capturados en varios países árabes.
 
Estados Unidos está promoviendo en distintos países y en especial de América Latina, como hicieron recientemente en Guatemala, la implantación del sistema AFIS (Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Digitales) el cual será un importante aporte de información para el centro de Clarksburg, West Virginia y un paso más para de nacional convertirse en Mundial.
 
Otra pieza importante en las aspiraciones estadounidenses es la Agencia de Administración de Identidad Biométrica del Departamento de Defensa, que es la encargada del desarrollo de los distintos programas de mapa del rostro y de acumular la información que obtienen de la aplicación de estos en pasaportes, licencias de conducción, todo tipo de licencias y permisos, puestos fronterizos, manipulación de pasaportes de otros países, fichar detenidos tanto en territorio de Estados Unidos, los países donde operan sus tropas y los convenios de "colaboración" que se establecen.
 
Se considera que en un futuro no muy lejano, los esfuerzos de la Agencia de Administración de Identidad Biométrica y los del Centro de Clarksburg del FBI se unifiquen y se comience a conformar la ficha biométrica de la persona, que será un complemento al expediente digital en el cual ya trabaja el Departamento de Defensa
Otro proyecto iniciado recientemente que se encamina a complementar estos propósitos es el de "geocodificar" la información existente en los bancos, lo que permitirá a simple vista tener una idea de ciudades o barrios neurálgicos, acorde con el criterio de la "autoridad mundial", lo cual debe determinar el envío de fuerzas y medios a dichos lugares o de aplicar en los mismos medidas extremas de control y vigilancia.
 
Un elemento importante a tomar en consideración para la "geocodificación" de la información lo aportan los expedientes existentes en el cuarto piso del edificio J. Edgar Hoover, donde radica el Centro Principal del FBI en Washington, D.C.
 
Estos expedientes no son los usuales de criminales o violadores de la ley, los del cuarto piso acumulan información sobre decenas de miles de estadounidenses y residentes legales en dicho país que no están acusados de crimen alguno, pero que potencialmente pudieran ser personas que se opongan a la falta de libertades, a las arbitrariedades que se cometan, a que se proscriba cierta religión o que se limiten los derechos a ciudadanos de otras razas que no sea la blanca.
 
El Departamento dentro del FBI que se encuentra encargado de la custodia de estos expedientes, su actualización y análisis es el llamado Iniciativa Nacional para el Reporte de Actividades Sospechosas (SAR) (Nationwide Suspicious Activity Reporting Initiative). La información que se acumula en los mismos procede de diferentes fuentes, por lo regular de los departamentos de policía, oficinas del FBI y del Departamento de Seguridad de la Patria existentes en distintas ciudades y pueblos que consideran alguna persona sospechosa o potencialmente peligrosa.
 
Por lo regular cualquier informe sobre una persona que resulta sospechosa, antes de incluirlo en su expediente, es procesado por un nivel intermedio del FBI que regularmente existe en las grandes ciudades, este nivel es denominado "Fusion Center". Cuando la investigación de este Centro termina es que sus resultados se remiten a la Central del FBI.
 
Estos informes muchas veces son el resultado de la paranoia normal en que viven muchos ciudadanos de Estados Unidos, pero el informe puede incluir a cualquier ciudadano dentro del grupo de los "sospechosos", una vez dentro del grupo, la persona permanece en el mismo toda la vida.
 
Los interesados en que se materialice el Estado Policiaco Mundial, léase el gobierno de Estados Unidos, están trabajando con todo el entusiasmo posible para lograr sus metas lo antes posible. Pudiera decirse que los principales actores de esta actividad son el Buró Federal de Investigaciones (FBI), el Departamento de Seguridad de la Patria y el Pentágono, sin excluir el aporte que con frecuencia reciben de otras agencias estadounidenses de espionaje, como la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Agencia Anti Drogas (DEA), el Departamento de Estado y algunas oficinas locales de los estados, como la policía, las oficinas que emiten las licencias de conducción y todos aquellos que llenan una planilla, piden fotos, toman huellas dactilares y datos personales.
 
El sistema recopilador de información que también es conocido como "Sistema Guardián de Información Clasificada" recibe con frecuencia información procedente del Departamento de Defensa, aproximadamente 1000 informes semanales, lo que aspiran a incrementar con el aporte de los miembros de la Contra Inteligencia Militar que son cerca de 10,000 oficiales.
 
Estos informes son principalmente sobre actuales miembros de las fuerza armadas de Estados Unidos, tanto en bases dentro del país como en el exterior. Los informes no se refieren a crímenes o violaciones de los derechos humanos que puedan realizar los militares, sino a conductas de estos que no se ajustan a los parámetros de la "democracia representativa", muestran ciertas inquietudes políticas o no participan en las torturas y otras atrocidades. En algunos casos se reportan los que consumen drogas y hasta los que tienen tendencias homosexuales.
 
En adición a los informes sobre los propios miembros de las fuerzas armadas, se agregan los de aquellos que siendo nativos o residentes de otros países merodean por las bases estadounidenses o se han detenido en actividades de estudio sobre las mismas y su personal.
 
El otro órgano que está trabajando sobre este asunto con fuerza es el Departamento de Seguridad de la Patria cuyos informes al FBI tienen como fuentes las autoridades locales, la policía, las agencias privadas de seguridad, los dueños de negocio y lo que representa el número mayor de sus fuentes, que son los ciudadanos organizados y reclutados como informantes en centros de trabajo, comercios, centros de enseñanza y en las propias comunidades donde estos residen.
 
En relación con los inmigrantes ilegales, de los cuales según el censo existen un poco más de 11 millones en Estados Unidos se han promulgado decretos y legislación de carácter estadual y local con el fin de controlar esa gran cantidad de personas que pudieran incluir "sospechosos" de actividades contra la Seguridad Nacional de Estados Unidos. Este tipo de legislación se ha promulgado debido a los inconvenientes encontrados en el Congreso de la nación para aprobar una ley que establezca las regulaciones correspondientes para este tipo de persona y su posible incorporación a la sociedad como ciudadanos estadounidenses.
 
Independientemente de atender el reclamo de estos inmigrantes ilegales, el Departamento de Seguridad de la Patria ha planteado la necesidad del control y conocimiento de quienes forman dicho grupo, de ahí que el propio presidente Obama firmó un decreto para "beneficiar" a los llamados "Dreamers", lo que permitió el control de un número importante de ellos, que esperanzados con la promesa de Obama, salieron a la luz pública y llenaron los modelos correspondientes con toda la información requerida por el Departamento de Seguridad de la Patria. En otros casos, estados conocidos por predominar en los mismos una ideología conservadora, han comenzado a ofrecer a los inmigrantes ilegales la posibilidad de obtener una licencia de conducción, o documentos de identificación, que no cambian el status de los mismos, pero los registra y controla. Toda esa información finalmente se envía al FBI para ser incluida en el sistema correspondiente y tener controlada la mayor parte posible de los inmigrantes ilegales.
 
En diciembre del 2010 el "Sistema Guardián de Información Clasificada" contenía informes de 161,948 actividades "sospechosas" contra la llamada Seguridad Nacional de Estados Unidos. Hace dos años la información procedía de 890 agencias federales y estaduales, en la actualidad más de 5,000 agencias contribuyen con el sistema.
 
De las actividades reportadas se ha realizado una investigación exhaustiva sobre 130, de estas 5 han dado información suficiente para el arresto de los implicados en las mismas, se mantiene la investigación sobre otros 365 casos a los que se les aplica todo tipo de técnica de escucha, telefónica y de control personal. Estas investigaciones se realizan por los llamados "Centros de Fusión" existentes en ciudades y estados.
 
En la preparación del personal se ha realizado también un notable esfuerzo, pues muchos de los que trasladan información y en algunos casos los encargados de analizarla no tienen el conocimiento necesario para realizar la actividad con la profesionalidad y profundidad requerida.
 
El Center for Security Policy, un tanque pensante radicado en Washington, D.C. ha recibido varios contratos del Departamento de Seguridad de la Patria para la preparación de personal, principalmente en el conocimiento de los grupos musulmanes, sus costumbres y creencias religiosas lo cual ha incluido la publicación del libro "Shariah: El peligro para Estados Unidos".
 
El Departamento de Seguridad de la Patria, por medio de la Federal Emergency Management Agency les ha impartido preparación a un poco más de 1,800 funcionarios locales involucrados en la actividad de análisis de la información.
 
Esto nos ofrece una parte del sistema, la que hemos podido conocer, mediante el cual se crean las bases para perfeccionar y desarrollar el estado policiaco en que vive el ciudadano estadounidense, algo que se está conformando de forma tal que la menor cantidad posible de personas se percaten de lo que está sucediendo para evitar que se originen protestas por la limitación de las "libertades" de las que todo estadounidense ha oído hablar desde que nació y de lo que se considera son los campeones en el mundo.
 
Es indudable que el país que se declara campeón de los Derechos Humanos y de las libertades, no resiste el más mínimo análisis en relación con los medios y métodos que está implantando, los cuales van dirigidos a controlar a sus ciudadanos y residentes, además de ciudadanos de otros países del mundo, por medio de los más sofisticados avances tecnológicos.
 
La meta es crear el Estado Policiaco Mundial, dirigido por las agencias de Estados Unidos, las que serán custodios y administradores de la información que se obtenga sobre el ciudadano individual de cualquier país, sin que el mismo tenga que ser un terrorista, traficante de drogas o criminal. Lo principal es controlar a todo el que pueda controlarse y si este representa un peligro para la sociedad de consumo o el "american way of life", mucho mejor.
 
Al servicio de estos propósitos se han puesto los últimos adelantos de la tecnología y la ciencia, lo que en oportunidades presenta situaciones que parecen propias de una novela de ficción, pero que sin embargo son tan reales como la vida misma. La aplicación de los avances de la nano tecnología al control y el espionaje, además de otras técnicas de última generación, ha sido una de las actividades características y preferidas por las empresas del Complejo Militar Industrial y de Seguridad. Lo realmente importante es que se pueda ejercer la acción de vigilancia y control sin que la persona se percate de que es un objetivo de la misma.
 
Los "insectos espías"
 
Hace más de tres años, en una manifestación contra la guerra que se efectuó en la Plaza Lafayette, en la ciudad de Nueva York, una nube de pequeños objetos voladores, cuya apariencia era la de las libélulas, los conocidos caballitos del diablo, cayó sobre las personas que asistían a la misma. Por la apariencia de aquellos objetos, los asistentes a la manifestación plantearon que tenían forma de insectos, pero por sus movimientos, evidentemente mecánicos, no lo eran.
 
Posteriormente, en otras manifestaciones en Washington y New York aparecieron nuevamente los mencionados objetos, que muchos consideraron eran medios construidos con alta tecnología, bajo el control del Departamento de Seguridad de la Patria, o del FBI, utilizados para espiar la manifestación
 
Ninguna agencia de espionaje de Estados Unidos admitió contar con insectos espías, pero un número de entidades privadas y de gobierno han asegurado estar trabajando en tratar de lograrlos. Una de las agencias del Departamento de Defensa, la Agencia de Investigaciones y Proyectos Avanzados (DARPA), está tratando de utilizar insectos vivientes en labores de espionaje. A estos les introduce chips de computadora en el cuerpo durante la etapa en que aún son crisálidas para cuando evolucionen y crezcan cuenten con los aditamentos que permitan controlar sus movimientos e inclusive adicionarles equipos técnicos. Este proyecto ha sido nombrado Sistema Micro-Electrónico-Mecánico de Insectos Híbridos.
 
Estos "insectos robots" serían capaces de seguir un sospechoso, mantenerlo bajo control, guiar cohetes hacia determinados blancos e inclusive introducirse en locales donde se efectúen reuniones de elementos "sospechosos."
 
La Oficina de tecnología de Reacción Rápida del Departamento de Defensa negó totalmente el contar con este tipo de técnica, sin embargo, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a mediados de la década de 1970, llegó a desarrollar un prototipo de libélula con fines de espionaje. La Oficina de Desarrollo e Investigaciones de la CIA agregó a su prototipo un pequeño motor de gasolina que contaba con la fuerza suficiente para que el equipo pudiera mover las alas.
 
En aquellos momentos el prototipo era vulnerable a los vientos cruzados, pero se plantea que la CIA pudo resolver el problema y continuar avanzando en el desarrollo de dichos equipos.
 
Los objetos volantes controlados por radio fueron utilizados ampliamente por los militares desde la Segunda Guerra Mundial, pero en los últimos años su número y grado de sofisticación tecnológica se ha incrementado. En estos momentos el Departamento de Defensa cuenta con más de cien modelos de estos equipos cuyo tamaño en algunos casos es similar al de un pájaro de regular tamaño, como el colibrí, o al de un avión de aeromodelismo. Algunos de estos modelos, especialmente los llamados "Drones" cuentan con cohetería que le permite eliminar un grupo "sospechoso" de un poco más de veinte personas. Se calcula que los aviones teledirigidos efectúan más de 300,000 horas de vuelo anuales.
 
Algunas universidades estadounidenses se han sumado a las investigaciones relacionadas con los "insectos espías". La Universidad de California en Berkeley ha estado estudiando la aerodinámica a pequeña escala que requiere el diseño de las alas de las libélulas. En la Universidad de Cornell se investigó la forma en que las libélulas van realizando distintos movimientos con su cuerpo para ahorrar energía mientras vuelan, en este caso permitiría utilizar baterías de menor tamaño en el diseño de un "insecto espía".
 
Los investigadores del Instituto Tecnológico de California han logrado construir un "micro murciélago" capaz de volar libremente y que cabe en la palma de la mano de una persona. La Universidad de Vanderbilt ha logrado construir un equipo similar cuya forma y diseño difícilmente pudiera confundirse con un insecto.
 
Un equipo de la Universidad de Harvard fue capaz de construir un equipo robótico volador con alas sintéticas que puede moverlas 120 veces en un segundo, lo que demuestra la capacidad de reproducir técnicamente lo que la naturaleza ha dotado a ciertos insectos que se mueven a gran velocidad. En la fabricación de este equipo se ha utilizado una alta tecnología, metales extrafinos trabajados con rayo laser, moldeados en formas tri-dimensionales y microcircuitos eléctricos que aseguran el movimiento de las alas.
 
El equipo tiene un peso total de 65 miligramos. En la actualidad para hacerlo volar se requiere una fuente de energía externa, que se conecta al mismo por medio de un delgado cable, algo que tendrán que solucionar para hacer el equipo completamente operativo.
 
El Instituto Tecnológico de Georgia ha preferido utilizar en sus "equipos robóticos "el combustible químico, siguiendo la línea de pensamiento de la CIA, pues consideran que pueden obtener más energía de una gota de gasolina que de una batería del tamaño de una gota de gasolina.
 
Para terminar de asegurar si los "insectos robóticos" existen en la actualidad y el desarrollo logrado con los mismos podemos referirnos al Simposio Internacional sobre Insectos Voladores y Robots que se realizó hace pocos años en Suiza donde un grupo de países y empresas mostraron los prototipos de equipos manufacturados del tamaño y con la característica de insectos, pero con propiedades técnicas que permitían utilizar los mismos para labores de espionaje. En especial una de las firmas japonesas que asistió al evento presentó unas moscas voladoras, del tamaño y apariencia de las moscas regularmente conocidas, las cuales estaban controladas por radio y eran capaces de transmitir información a las bases desde donde se las controlaba.
 
 
La cámara de televisión como base primaria del Estado Policiaco
 
En la actualidad, la proliferación de cámaras de televisión a lo largo y ancho de las ciudades, prácticamente las ha convertido en algo normal o que forma parte de las mismas, como los edificios, aeropuertos, calles, automóviles, autobuses y todo aquello que observamos y no se considera un objeto anacrónico en las mismas.
 
Por lo regular las cámaras de televisión se encuentran situadas en lugares estratégicos, donde no son fácilmente detectables. Algunas de ellas cuentan con el enmascaramiento correspondiente para que las mismas traten de pasar inadvertidas, por lo regular las que se encuentran en calles y vías de comunicación. Otras se muestran abiertamente dentro de locales por formar parte de la seguridad de estos, en este caso son las que existen en bancos, tiendas, aeropuertos, almacenes y otros lugares donde asiste el público y existen valores y medios que pudieran ser sustraídos. Algunas cámaras se sitúan en cajeros automáticos, teléfonos públicos, entrada a teatros y otros lugares públicos, que son muy útiles para los órganos de seguridad de la nación.
 
El Estado Policiaco en la ciudad de Nueva York
 
Para dar una idea sobre la utilización de este tipo de técnica y la expansión de la misma en una ciudad, vamos a exponer algunos datos relacionados con la ciudad de Nueva York. Lo aplicado en dicha ciudad se repite en otras ciudades de Estados Unidos y también en ciudades de otros países. Cuando se analiza este asunto, nos damos cuenta que dichas cámaras no están situadas solamente para llevar a cabo la "vigilancia necesaria" sino para crear un control donde prácticamente nadie escape al mismo.
 
En la ciudad de Nueva York existen cámaras de televisión en los exteriores de los edificios, en los interiores de los mismos, tanto los dedicados a negocios de todo tipo como los edificios de vivienda, en las calles, estaciones de metro, estaciones de trenes, estaciones de ómnibus, cajeros automáticos, puentes, túneles, pasos peatonales, semáforos, en la mayoría de los taxis, ómnibus y todo tipo de vehículo. Es prácticamente imposible que una persona se mueva y no esté siendo captado por una cámara de televisión.
 
Un número de estas cámaras son situadas, controladas y manejadas por la policía y las agencias de seguridad. Otras forman parte de la seguridad propia de los comercios, bancos, residencias, redes de transporte y otros. Regularmente todas estas cámaras están habilitadas para grabar hasta 48 horas y aunque las mismas estén trabajando en circuitos independientes, un buen número de ellas pueden conectarse al circuito de la policía o al del FBI según se requiera.
 
Las cámaras de la policía y las agencias de seguridad están conectadas con centros de control y estos a su vez están habilitados para poder enviar la señal a un gran banco de datos si esto fuera necesario. La señal que llega al banco de datos es regularmente de alguien que se está controlando o que se considera" sospechoso," esta imagen se coteja con las imágenes existentes en el banco, las cuales han sido digitalizadas con el sistema denominado "mapa del rostro".
 
Si tomáramos una estación del metro, como la existente en la intercepción de las calles Lexington y la 42, donde además se encuentra una de las terminales de los trenes que entran en Manhattan, la llamada Grand Central, estaríamos en un complejo de comunicaciones y comercios que cuenta con más de 500 cámaras interiores. Estas cámaras funcionan las 24 horas del día, tienen la posibilidad de ser movidas por el operador para poder seguir una persona, acercar la imagen y regularmente cuentan con lente infrarrojo por si la persona se mueve por lugares de poca iluminación poder mantener el control sobre el mismo.
 
Aquí podemos ver un puesto de mando donde se controlan más de cien cámaras de televisión, algunas situadas en interiores y otras en exteriores. El operador selecciona una imagen y la pasa al monitor de su computadora para poder controlar los movimientos de la persona y seguirlo por el lugar.
 
A la vez la imagen es transmitida a un centro receptor donde se coteja la misma con el banco de "mapas del rostro" para asegurarse que se está controlando la persona deseada y no otra. El operador tiene comunicación por radio con el centro receptor desde donde le orientan las acciones a realizar, de acuerdo con los intereses de la policía, el Departamento de Seguridad de la Patria, la CIA o en FBI, según sea el interés en la persona.
 
Por lo regular las cámaras de televisión que se utilizan, sobre todo en exteriores, cuentan con el enmascaramiento requerido para que los "controlados" no detecten las mismas. Las cámaras de interiores pueden también tenerlo, pero en ese caso la cámara por lo regular se utiliza sin enmascaramiento como un recurso para señalar con toda la claridad debida que ese área está protegida y cualquier acción que se realice en la misma será detectada y grabada, de ahí que cuando se va a producir un asalto u otro tipo de crimen, lo primero que hacen los malhechores es tratar de inhabilitar las cámaras de televisión.
 
Aquí pueden verse dos tipos distintos de enmascaramiento y los lugares donde se sitúan las cámaras, para que pasen inadvertidas como si fueran parte del alumbrado público. La distancia a que se sitúan estas cámaras no afecta la imagen, pues como ya decíamos las mismas cuentan con mecanismos de acercamiento, giran en 360 grados y tienen lentes infrarrojos.
 
Se calcula que en la Isla de Manhattan hay situadas actualmente más de 30,000 cámaras de televisión, tanto en interiores como en exteriores y que el control de aproximadamente el 60 por ciento de las mismas está en manos privadas, lo que deja en manos de las distintas agencias de espionaje el 40 por ciento de estas. Repito que los sistemas operados por los privados en caso necesario ofrecen servicio a las agencias de gobierno.
 
Para tener una idea de lo que significan las cámaras existentes en exteriores, he tomado una pequeña porción de la Isla de Manhattan donde se han señalado con rojo los lugares donde estas cámaras están situadas, esta porción está situada en la parte baja de la isla, lo que se llama el Downtown, específicamente en el área del distrito financiero conocido como Wall Street.
 
Como puede verse en el mapa existe una gran concentración de cámaras, más de 150 en una pequeña porción de la ciudad, sin contar que quizás pudieran agregarse un número similar o aún mayor existente en exteriores que todavía no han sido detectadas por la T.V. Camera Proyect, organización de izquierda que lucha por los derechos ciudadanos en Estados Unidos y que fue la encargada de hacer esta investigación, incluyendo los enmascaramientos de las cámaras. En el estudio realizado aparace toda la Isla de Manhattan, no solamente esta porción.
 
Adicionalmente a las cámaras situadas en edificios, como señalamos anteriormente, también existen cámaras de televisión situadas en trenes, ómnibus y taxis. Algunas de estas también cuentan con enmascaramiento, pero un número de ellas se exponen abiertamente e inclusive es usual que ómnibus y taxis cuenten con una señal que advierte al viajero que ese vehículo está protegido por una cámara de televisión.
 
La señal captada por la cámara de los vehículos también es enviada a una central donde se controla la misma y por lo regular se graba poniendo el día la hora y en algunos casos el lugar donde el vehículo se encontraba en el momento de captar la imagen. Esto requiere una combinación de GPS con la cámara en el vehículo que no todos la tienen, solo las grandes empresas de transporte.
 
Como ya dijimos, todas estas imágenes van a un dato central de datos, donde existe un programa que permite acumular estas y compararlas con la información existente en el mismo. Uno de los primeros programas que se utilizaron para esos menesteres se denominó el Sistema "MANDRAKE".
 
Según pudimos conocer este sistema se desarrolló inicialmente por una empresa radicada en Inglaterra, que para probar la eficacia del mismo incluyó en el banco de imágenes la de 20 personas. Estas personas se distribuyeron dentro de un estadio de football donde había cerca de 40,000 aficionados. Las cámaras comenzaron a funcionar haciendo un lento barrido sobre la multitud y detectaron las 20 personas que estaban en su banco de datos.
 
Esta es la forma en que se presenta en el monitor la imagen de la persona que se está controlando y la comparación con la que está guardada en el banco de datos. Como se explicó anteriormente, para hacer ese tipo de cotejo es necesario haber aplicado el "mapa del rostro" a una imagen primaria que es la que se guarda.
 
Para confeccionar el "mapa del rostro" pueden utilizarse distintos programas, pues varias empresas han desarrollado el suyo y prácticamente todos están fundamentados en los mismos principios. Se toman distintos puntos en el rostro de persona y se hace una medición biométrica entre ellos. No se toman en consideración aspectos del rostro de la persona que pueden ser fácilmente cambiados al modificar el peinado, teñirse el pelo, ponerse una peluca, dejarse crecer o quitarse el bigote, la barba o utilizar un par de espejuelos.
 
Cada programa establece un mínimo de puntos de coincidencia entre la imagen que se guarda en el banco de datos y la que se presenta de la persona que se está controlando. Según se plantea, si se cumple la coincidencia se realiza la identificación de la persona.
 
Cuando la persona ha sido identificada, el banco de datos ofrece, además del rostro del mismo, la ficha que ha sido confeccionada sobre este donde se dan sus datos personales, antecedentes, nivel de peligrosidad y la referencia sobre la agencia que situó su imagen en el banco. Regularmente en la ficha aparece un teléfono y el nombre del oficial al que debe llamarse para informar al respecto.
 
Como dijimos anteriormente, toda la información presentada en este artículo es pública y una buena parte de la misma ha sido extraída de los propios catálogos de las empresas que aspiran a vender sus productos para que el gobierno de Estados Unidos pueda avanzar en sus pretensiones de formar el Estado Policiaco Mundial.
 
Ahora traslado literalmente un artículo que corrobora el parte lo planteado con los "insectos espías".
 
Crean miniavion que podria maniobrar sin ser detectado
 
Por W.J HENNIGAN
 
Los Angeles Times
 
LOS ANGELES
 
Un avioncito que opera a control remoto bautizado como el Nano Hummingbird (Nano Colibri) por la manera en que mueve sus alitas robóticas ha sido desarrollado para el Pentagono por una compañía de Monrovia, California, para ser utilizado como un miniavión espía capaz de maniobrar en el campo de batalla y en las zonas urbanas.
 
El miniavión operado con pilas fue creado por AeroVironment Inc. para la rama de investigaciones del Pentágono como parte de una serie de experimentos con la nanotecnología. La pequeña maquina voladora ha sido creada para lucir como un pájaro para su posible uso en misiones de espionaje.
 
El Hummingbird es resultado de un esfuerzo de cinco anos, anunciado el jueves por la empresa y la Agencia de Proyectos e Investigación Avanzada del Pentágono.
 
Equipado con una cámara, el avión a control remoto puede volar a velocidades de hasta de 11 millas por hora, dijo Aero-Vironment.
 
Puede sostenerse en el aire y volar hacia un lado, en reversa y hacia delante, asi como dar la vuelta como las manecillas del reloj y también en contra de las manecillas del reloj, mediante control remoto, durante ocho minutos.
 
El rápido vuelo cumple con las metas fijadas por el gobierno para crear un avión “como un colibrí”.
 
Bueno, los que plantearon se preocuparían de ahora en lo adelante si los picaba un mosquito, ahora tienen una preocupación más.
 
En estos momentos que se habla bastante de la CIBER GUERRA y de los peligros que esta puede representar, quisiera agregar a los elementos que se están manejando sobre la misma, alguna información sobre los Programas Espías. Los Programas Espías tienen su característica y utilización especifica dentro de la CIBER GUERRA.
 
Pudiéramos decir que lo más usual dentro del conflicto cibernético es la introducción de virus que inhabiliten los sistemas computarizados del enemigo, con lo que se causa un daño de consideración para su defensa al igual que para la buena marcha general del país que se está atacando.
 
Otra variante pudiera ser utilizar el potencial cibernético para la Guerra Mediática, con la que se trata de dañar la imagen del país, además de ejercer influencia política sobre los ciudadanos del mismo. Esta es una variante bastante utilizada en los planes de diversionismo ideológico.
 
Usualmente se crean capacidades dentro del país mediante la introducción de equipos de comunicaciones de alta tecnología, con el fin de poder comunicarse directamente con la agentura existente en el mismo, obtener información sobre la situación interna y poder remitir orientaciones. Estas capacidades pueden ser utilizadas en caso de una invasión para orientar a los agentes como actuar y pedirles apoyo si fuera necesario.
 
Por lo regular la mayoría de estas acciones son conocidas, ya sea por detectarlas o por el daño que las mismas causan a las redes computarizadas que controlan la defensa, la producción la economía y una buena parte de la vida nacional.
 
Los Programas Espía tienen otra finalidad, poder obtener información valiosa y en su mayor parte secreta sin que esto sea detectado. El Programa Espía está diseñado para infiltrarse en la computadora sin que el usuario lo detecte y poder copiar toda la información existente además de enviarla a un centro de control donde la misma es procesada.
 
Cuando la computadora ha sido infiltrada, el programa obtiene la libreta de direcciones, los programas operativos que están en la misma, los expedientes abiertos que contienen información o intercambio de correspondencia con otros usuarios, los sitios de internet que visita y hasta el contenido de los documentos destruidos que se encuentran en l papelera de reciclaje, aunque esta haya sido vaciada.
 
Uno de los primeros programas de este tipo que se conoció fue el llamado "CARNIVORO", que salió a la luz pública en 1999. Estos programas son desarrollados por el laboratorio tecnológico del FBI situado en Quántico, Virginia, por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), por la Agencia de Investigaciones y Proyectos Avanzados (DARPA) del Pentágono y por la Oficina de Desarrollo e Investigaciones de la CIA, esta última con ayuda de varias empresas fachada con que cuenta la misma como I-Q-Tel establecida en el Valle del Silicón en California.
 
En el año 2001 se planteó modernizar el programa por uno que ofreciera mayores posibilidades, fue entonces que se creó el programa "Linterna Mágica" que para infiltrarse utiliza un mensaje de correo (e-mail) que cuando es abierto permite que el programa se instale dentro de la computadora.
 
El desarrollo de este tipo de programa originó el surgimiento en el 2003 del DCS-1000, cuyas posibilidades eran superiores a la "Linterna Mágica" pero aún tenía aspectos que podían ser mejorados, sobre todo en lo relacionado con el monitoreo de las computadoras que se comunicaban con la que estaba infiltrada.
 
Con el fin de mejorar el programa continuaron los trabajos hasta el 2006 en que se llegó al DCS-3000 que en aquellos momentos era el más moderno de los desarrollados, de acuerdo con la información que tenemos. Este programa costó 10 millones de dólares, pero se considera tres veces superior al DCS-1000.
 
El programa estaba preparado para enfrentarse a comunicaciones cifradas con métodos comerciales, variante que en ocasiones se utiliza para no enviar comunicaciones abiertas. Esto es extensivo a las comunicaciones que se han recibido o enviado, al igual que a documentos que pueden estar guardados en la memoria del equipo.
 
Este programa además de comunicaciones y documentos escritos es capaz de registrar conversaciones que se realizan utilizando los medios computarizados o con el apoyo de estos.
 
Se conoce que ya se ha terminado el programa DCS-5000, especialmente utilizado para el trabajo contra "terroristas" y agentes de servicios de inteligencia extranjeros que pudieran tener medidas de seguridad especiales para evitar la infiltración o la transmisión de los datos obtenidos.
 
También existe el DCS-6000 denominado "Tormenta Digital" capaz de interceptar, obtener, guardar y transmitir todo tipo de comunicación, ya sea digital o telefónica, abierta, cifrada o protegida por cualquier medio conocido.
 
Pudiera haber otros programas, estoy seguro de eso, pues las agencias encargadas de estas labores continúan trabajando en el perfeccionamiento y ampliación de los mismos. Lo que podemos asegurar es que para conocer todo lo que está dentro de una computadora no es necesario acercarse a la misma, puede infiltrarse a miles de kilómetros de distancia.
 
¡Si todos estos adelantos tecnológicos se utilizaran en beneficio de la humanidad, cuantas cosas se resolverían!
 
Néstor García Iturbe es editor del boletín electrónico El Heraldo (Cuba)
sarahnes@cubarte.cult.cu