Moviéndose entre bambalinas, durante cuatro décadas el Consejo Americano de Intercambio Legislativo (ALEC, por sus siglas en inglés) viene influyendo en las decisiones legislativas de diversos estados de Estados Unidos de Norte América, con una agenda netamente corporativa y alejada del interés público. Este organismo, prácticamente desconocido hasta hace dos años, celebró su cuadragésima reunión anual en Chicago, en medio de masivas protestas desplegadas del 7 al 9 de agosto.
 
Un estudio del Center for Media and Democracy (CMD) y The Nation reveló en 2011(1) la existencia de más de 800 proyectos de ley que esta entidad habría presentado en las legislaturas, a través de parlamentarios miembros. Estos proyectos preparados por ALEC, en estrecha consulta con sus donantes corporativos, en ningún momento trascendieron al público. Decenas de ellos fueron adoptados como leyes, en diversos temas, afectando derechos de trabajadores, consumidores e inmigrantes, servicios de salud y educación, derechos de sufragio y la calidad del medio ambiente.
 
ALEC formuló los parámetros de algunas de las leyes más polémicas adoptadas en las legislaturas estaduales. Entre ellas, la ley SB1070 de Arizona, que criminaliza a inmigrantes que estén en ese estado sin portar documentos y que permite a la policía detener a potenciales inmigrantes por su simple apariencia. También están las leyes que se llaman "stand your ground" (mantente firme), adoptadas en Florida, que permiten que una persona pueda justificar el uso de un arma contra otra persona (incluyendo si causa la muerte), si alega que la víctima presentaba un peligro para su seguridad. Esta ley, que ha amparado agresiones contra "personas de color" (término de amplia aceptación en EE. UU. para designar a la población no blanca), recientemente saltó a la palestra con ocasión del juicio por el asesinato del adolescente Trayvon Martin, cuando salió de su casa a comprar en la tienda. Otra legislación polémica, adoptada en cinco estados, es la que impone exigencias de documentos de identidad para poder votar en las urnas, lo que en la práctica limitan los derechos de sufragio de muchas personas jubiladas, pobres, de color, entre otras.
 
Un nuevo estudio del CMD publicado este año(2) revela que ha identificado 466 proyectos de ley que este Consejo ha logrado introducir en las instancias legislativas estaduales en lo que va del año, precisando que al menos 84 se convirtieron en leyes. De los 117 que buscan restringir derechos laborales, debilitar a sindicatos, promover la privatización y quebrantar las demandas de alzas salariales, se han aprobado al menos 14. Y de los 139 concernientes a la educación, incluyendo propuestas para financiar a escuelas privadas con fondos públicos, no menos de 31 ya son leyes. Mientras que de las 77 propuestas que promueven una agenda de combustibles fósiles y el fracking y debilitan las regulaciones ambientales, ya fueron adoptadas 17.
 
Otros proyectos manejados por ALEC incluyen medidas para restringir la responsabilidad corporativa ante lesiones o muerte causadas por sus productos y servicios; para poder enjuiciar por terrorismo a quienes documentan abusos contra animales o el medio ambiente en granjas industriales; o para reducir los derechos de los trabajadores al fuero por enfermedad.
 
Origen del financiamiento
 
A diferencia de la mayoría de países democráticos, EE.UU. permite la existencia de grupos de lobby para defender intereses particulares ante los cuerpos legislativos, para lo cual la legislación exige una cierta transparencia. Pero, ALEC no está registrado como grupo de lobby ni se somete a las regulaciones correspondientes, y más bien se presenta como "asociación de legisladores estaduales".
 
El estudio del CMD, sin embargo, revela que apenas el 1% de su financiamiento proviene de las cuotas de membrecía de los legisladores afiliados, mientras que un 98% es de fuentes corporativas: empresas como Exxon Mobil, fundaciones como aquellas de los hermanos Koch, o asociaciones empresariales como PhRMA, de la industria farmacéutica. En 2011 ALEC registraba más de 300 miembros corporativos. Entre 2007 y 2009, el Servicio de Rentas Internas (IRS) estadounidense registró ingresos de ALEC de más de 22 millones de dólares de tales fuentes; por lo demás, reportados como "donaciones" y no como cuotas de afiliación.
 
Entre los gastos de la asociación, alrededor de un millón de dólares por año se destina a becas para que los legisladores puedan asistir a las reuniones anuales de ALEC, junto con sus familias, generalmente en puntos de veraneo; desembolsos que no son reportados debidamente como gastos de lobby. El CMD y Common Cause han denunciado, en una carta al IRS en la que piden investigarlo, que tales becas benefician, además de los propios legisladores, a los donantes corporativos que de esta manera obtienen una legislación favorable a los grandes negocios. Y a nadie más.
 
Debido a la presión ciudadana, 49 corporaciones que antes financiaban a ALEC se han retirado (incluyendo Amazon.com y Wal-Mart). Pero muchas otras lo siguen apoyando. Al estar bajo escrutinio público, ALEC se vio obligado incluso a distanciarse de algunos de sus proyectos, como las leyes de "identidad de votantes" y "stand-your-ground", por lo cual disolvió su Grupo de Trabajo sobre Seguridad Pública y Elecciones. Pero ello no ha impedido que tales leyes sigan siendo introducidas en las legislaturas.
 
Para la reunión de Chicago, Occupy Wall Street lanzó una convocatoria a "Tres días de acción para clausurar a ALEC en Chicago", en la cual sintetiza el trabajo del Consejo en estas palabras: "ALEC conecta a los lobistas corporativos con legisladores a puertas cerradas para redactar iniciativas ‘modelo’ de ley. Estos proyectos se somete a las legislaturas estaduales en todo el país, sin mencionar que es un proyecto modelo de ALEC. En palabras sencillas, las corporaciones están escribiendo las leyes de los estados"(3).
 
 
1) A CMD Special Report on ALEC’s Funding and Spending
 
2) ALEC at 40: Turning Back the Clock on Prosperity and Progress
 
 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí