El candidato presidencial del FMLN (Salvador Sánchez Ceren) y actual Vicepresidente de la República ha planteado,  en su libro El país que quiero,  la propuesta del buen vivir, pero mucha gente probablemente desconoce su significado de fondo,  a pesar que Salvador aclara con mucha precisión cuál es el sentido de la propuesta e incluso ha dicho que esa idea está en el corazón de la gente.
 
El Sumak Kawsay (en español: buen vivir) es un modelo o forma de vida que promueve relaciones más sustentables con la naturaleza y menos consumistas, que constituye una opción ante el modelo desarrollista del “vivir mejor”,[1] El concepto proviene del quechua, forma parte de las culturas indígenas del centro de Sudamérica y está presente de forma similar entre los aymará como suma qamaña y entre los guaraníes como teko porâ o teko kavi. En su significado original, Sumak hace referencia a la realización ideal y hermosa del planeta, mientras que Kawsay significa “vida”, una vida digna, en plenitud (WIKIPEDIA, 2013).
 
El sumak kawsay considera a las personas parte de una comunidad humana, la cual es un elemento de la Pachamama o Madre Tierra (madre mundo). Así, a diferencia de otros paradigmas, el buen vivir busca el equilibrio con la naturaleza en la satisfacción de las necesidades (“tomar solo lo necesario” con vocación para perdurar), sobre el mero crecimiento económico; es decir, una forma de vida más digna y más apegada a la vida, inspirada en los valores tradicionales indígenas.
 
Esta es un modelo implementado en la República del Ecuador por el Presidente Rafael Correa y sus elementos principales son: la satisfacción de las necesidades; calidad de vida; muerte digna; amar y ser amado; florecimiento saludable de todos en armonía con la naturaleza; prolongación indefinida de las culturas; tiempo libre para la contemplación y la emancipación y ampliación de las libertades, capacidades y potencialidades.
 
La propuesta de Salvador no busca reproducir la realidad ecuatoriana, más bien es una visión integral de cómo buscar el desarrollo de país y del pueblo salvadoreño para dejar la visión neoliberal y en cierto modo desarrollista de la sociedad, busca ir mas allá del modelo de dependencia y subdesarrollo que históricamente hemos adoptado, se trata de construir un nuevo país a partir de nuestras propias capacidades.
 
Es importante recalcar que el buen vivir, es la satisfacción plena de las necesidades básicas de toda la población, es decir dotarle de todo aquello que ayer le fue negado en los gobiernos excluyentes y neoliberales, no se trata de revivir el asistencialismo, sino lograr que la ciudadanía participe activamente en las decisiones fundamentales para el desarrollo del país y en la solución de la problemática teniendo los espacios y mecanismos adecuados y necesarios desde el gobierno central hasta los gobiernos locales.
 
Salvador ha planteado en su libro la esperanza en el Buen Vivir como manera de superar las dificultades y vencer las injusticias, presidiendo lo que debe ser el modelo de una sociedad con valores y creencias que coloquen a las personas en el centro de todas las preocupaciones y decisiones de gobierno (Sánchez Ceren, 2012).
 
En la propuesta de Salvador el Buen Vivir significa trabajar y luchar por el bienestar social, económico, político, cultural y una mejor relación con la naturaleza, ampliando las capacidades de todas y todos para la plenitud de la vida, esto significa seguir avanzando en la construcción de un mejor país en todos los aspectos de la vida de los salvadoreños y salvadoreñas.
 
De acuerdo a Salvador, el Buen vivir es un pensamiento que orientara un modelo de vida que permita cumplir con el artículo uno de la constitución el cual expresa que El Salvador es un país que reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado, que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y el bien común. Por lo que de acuerdo a este mismo artículo en su tercer inciso plantea que en consecuencia, es obligación del Estado asegurar a los habitantes de la República, el goce de la libertad, la salud, la cultura, el bienestar económico y la justicia social (legislativa., 2012.).
 
El nuevo paradigma que propone Salvador en su libro antes citado significa la construcción de una vida digna, respeto a los derechos de todas las personas indistintamente de su condición económica, política, social, credo, edad, raza, color u otra característica, así como de la naturaleza, en el que se recuperara la interacción del Estado, el mercado, la sociedad y la naturaleza, teniendo al centro los derechos universales de todos los seres humanos.
 
La propuesta del Buen vivir no se debe confundir con Vivir Bien ya que ella supone una visión integral en la que está al centro la persona humana y se rompe la visión en la que el mercado está por encima del Estado y además supone la participación activa del pueblo, esto implica refundar la sociedad, el estado y el gobierno en función del interés ciudadano.
 
En el pasado nos dijeron que había que luchar por Vivir Bien, pero nunca los que ostentaban el poder político y económico enseñaron de manera práctica como hacerlo, nos vendieron ideas desarrollistas, como el tener vehículo, buen salario, buenos lujos pero sobre la base de la explotación de unos a otros y no sobre la base de la lucha política y social del pueblo.
 
Hay que romper la visión desarrollista de Vivir Bien, en ese sentido, “para que la vida tenga sentido vivirla, esta no puede carecer de proyecto; pero el proyecto no es algo privado sino lo que se proyecta como comunidad, en este caso, como comunidad en proceso de liberación. El sentido de la liberación significa un echar por tierra toda relación de dominación. “Vivir bien” querría decir: vivir en la verdad. Por eso, el que “vive bien”, camina “el camino de los justos”, el qapaq ñan. La transformación estructural es también transformación personal: tener la capacidad de ser y comportarse como sujeto. Por eso: se es sujeto relacionándose con el otro como sujeto, en el reconocimiento absoluto de la dignidad absoluta del otro. “Vivir bien” sería el modo de comportarse como decía el Che: como un hombre nuevo, capaz de sentir en su propia carne el ultraje que se comete contra un hermano al otro lado del planeta. El “hombre nuevo” ya no sería como el modelo educativo prescribe: un ser inteligente. El hombre nuevo es un ser humano justo y liberador. Por eso su proceso de transformación es continuo; porque su condición no es la permanencia en un estado inactivo sino en una obstinada apetencia por trascenderse siempre” (Bautista S., 2009.).
 
Hay que romper la visión capitalista de vivir bien que supone que todo el mundo quiere vivir mejor y disfrutar de una mejor calidad de vida, lo cual quiere decir en la ideología dominante del capitalismo, la consideración del Producto Interno Bruto (PIB) de cada país, es decir la representación de todas las riquezas materiales que produce cada país; por eso es que de acuerdo a este criterio los países mejor situados son los desarrollados, esta es una visión que estimula la producción creciente de bienes materiales de consumo.
 
Existen otras formas de ver el Vivir Bien, los bolivianos para el caso, consideras que esto implica, vivir en comunidad, en hermandad y especialmente en complementariedad. Significa complementarse y compartir sin competir, vivir en armonía entre las personas y con la naturaleza. Es la base para la defensa de la naturaleza, de la vida misma y de toda la humanidad.
 
Desde esta perspectiva, el Vivir Bien no es lo mismo que el vivir mejor, el vivir mejor es a costa del otro. Vivir mejor es egoísmo, desinterés por los demás, individualismo, sólo pensar en el lucro. Porque para vivir mejor al prójimo se hace necesario explotar, se produce una profunda competencia, se concentra la riqueza en pocas manos (Huanacuni Mamani, 2010).
 
BIBLIOGRAFIA:
 
Bautista S., R. (2009.). ¿Qué significa vivir bien”? America Latina en Movimiento. (ALAI) .
 
Huanacuni Mamani, F. (2010). Buen Vivir/Vivir Bien. Lima, Perú.: Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas – CAOI.
 
Legislativa., A. (2012.). Constitucion de la Republica de El salvador. San Salvador, el Salvador, C.A.: Unidad de Publicaciones e Historia.
 
Sánchez Ceren, S. (2012). El Pais que Quiero. Mexico: Ocean Sur.
 
WIKIPEDIA. (viernes, 25 de Abril, de 2013). http://es.wikipedia.org/wiki/Sumak_Kawsay. Recuperado el Sabado de Mayo, 11 de 2013, de Sumak Kawsay: http://es.wikipedia.org/wiki/Sumak_Kawsay.
 
San Salvador, 11 de Mayo de 2013
 
Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, sociólogo y diputado propietario de la Asamblea Legislativa de El Salvador por el Departamento de San Miguel en representación del FMLN, periodo 2012-2015.
 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí