23ª parte

 

En la elección presidencial de este domingo en Venezuela, ocho millones seiscientos mil venezolanos votaron en torno a la renovación de mandato del presidente Nicolás Maduro, eligiendo también a los nuevos consejos estaduales. El presidente obtuvo 68% de los votos válidos emitidos, 21% su principal contrincante, Henri Falcón; Javier Bertucci recibió 11% de las preferencias y Reinaldo Quijada logró 35 mil votos. El evento electoral ocurrió incuestionable y sin sucesos de importancia, como certifican observadores internacionales invitados a participar. El evento se caracteriza como legítimo. El voto en esa nación es optativo, el gobierno bolivariano no forzó la participación. La oposición más radical no puede apropiarse de la abstención, si bien su invocación la propició. Acudieron a votar según el CNE, el 48%, más de seis puntos que la ocurrida el año pasado para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. Ver: https://mundo.sputniknews.com/trend/comicios_presidente_venezolano/

 

El boicot de la derecha nacional e internacional incidió, sobre todo, en las clases medias y altas, pero no en la medida deseada por sus dirigentes. Estos avatares, prueban enemistad de una porción de la sociedad con la Revolución Bolivariana, pero no afectan la legitimidad de los comicios. Maduro obtuvo 6.2 millones de votos, frente a los siete millones y medio obtenidos en 2013. El alto número de votos obtenidos y la naturalidad del triunfo, muestran la existencia de un amplio núcleo duro de apoyo al chavismo, entre la población venezolana. Críticas externas, como las del re-electo presidente Sebastián Piñera, (Chile) olvidan que ese país es de los de mayor abstención del mundo (51% en la última elección).

 

Algo parecido ocurre históricamente en Colombia -país crítico de la calidad democrática venezolana-. Por su lado, el autodenominado guardián universal de la democracia, contó en la última elección presidencial con 55.4% de votos válidos, pero debido a su sistema de elección indirecta, gobierna quien sacó menor votación popular (46% Trump frente a 48% Clinton). “La acusación de utilizar un sistema clientelar o de voto cautivo, afirma Javier Tolcachier, debería ruborizar a los gobiernos de América Latina erigidos en fiscales de la democracia venezolana. Una extensa galería de esas prácticas puede ser estudiada en el enorme prontuario antidemocrático mexicano, otro de los gobiernos que apoya la embestida contra Venezuela”.

 

La organización popular o social es crucial para obtener conquistas que urgen a las mayorías. El triunfo electoral de Maduro y de la Revolución Bolivariana, es un logro que se registra en un contexto de guerra económica, sanciones comerciales, conato de asfixia financiera, especulación monetaria mordaz, de acaparamiento inhumano de bienes de consumo básicos o su comercialización ilegal, acoso y difamación a sus figuras emblemáticas. Caso similar a las desestabilizaciones que sufren y sufrieron gobiernos progresistas o de izquierda, que se opusieron a la sinrazón colonialista de E.U. Podríamos hacer un listado largo de esas actitudes –México mismo las sufrió en su momento-. Por tanto, “el principal problema de la democracia en Venezuela, no es producto de sus desavenencias políticas internas, ciertamente existentes, sino que proviene de afuera”. Ver: Javier Tolcachier investigador perteneciente al Centro Mundial de Estudios Humanistas, organismo del Movimiento Humanista. https://www.alainet.org/es/articulo/192985

 

En Colombia las cosas no son muy claras aún. Por lo pronto se sabe que 812,071 colombianos están habilitados para votar en el exterior, durante la 1ª ronda de las elecciones presidenciales, a realizarse el próximo domingo 27 de mayo. A 10 días de realizarse las elecciones se revelaron los últimos resultados de la Gran Encuesta, la cual mide la intención de voto para las legislativas del 2018. La firma YanHaas preguntó a 1,249 personas de 60 municipios sobre diversos temas, entre ellos, quiénes son los favoritos para ganar las lizas electorales.

 

 

 

A la pregunta, “Si las elecciones a la Presidencia de la República fueran mañana y se presentaran los siguientes candidatos, ¿por cuál de ellos votaría?”, la mayoría escogieron a Iván Duque, candidato del Centro Democrático (35% de la intención de voto). Le siguió Petro, (26%), después Sergio Fajardo (14%). En el 4º lugar aparece el voto en blanco (8%), el No sabe/No responde en 5º lugar (7%). Le siguen Germán Vargas Lleras (6%), Humberto de la Calle (3%) y Vivane Morales -fuera de la lid electoral- (2%). Tanto Duque como Petro, pierden puntos respecto a la encuesta anterior, 3 y 2 respectivamente. Ver: http://www.eluniversal.com.co/politica/la-gran-encuesta-asi-votarian-los-colombianos-en-las-elecciones-presidenciales-278605

 

En vísperas de la votación, hay especulaciones respecto a quien ganará la segunda vuelta –que se considera ocurrirá-. En esta etapa se espera que “midan fuerzas” derechas e izquierdas. En todos los escenarios construidos, Iván Duque representante del uribismo, ganaría la contienda. El lance más seductor en una hipotética 2ª vuelta sería entre la derecha con Duque y la izquierda con Petro. Según los resultados, la presidencia sería para el 1º con 53 % de intención de voto. Petro con el 36 % y 11 % de los encuestados no votarían por ninguno de los dos. Esperemos el desenlace real. Ver: http://www.eluniversal.com.co/politica/quien-ganaria-entre-duque-y-petro-si-se-enfrentan-en-segunda-vuelta-278598

 

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica CELAG elaboró su 3er estudio cuantitativo de opinión sobre las elecciones de Colombia. Este nuevo trabajo se suma a dos encuestas cuantitativas (28-febrero y 1º abril), y al estudio cualitativo de opinión (21-marzo). El trabajo de campo de esta 3ª encuesta fue realizado entre 14 y 28 de abril. La principal conclusión es: si las elecciones fueran hoy, Duque y Petro pasarían a 2ª vuelta con un 34% y 30.1% respectivamente.

 

Diversos aspectos son considerados en este importante estudio. Veamos algunos. Muestra “clima de marcado descontento con la gestión del presidente Santos”, desaprobada (7 de 10 colombianos); con cierto optimismo: 7 de 10 cree que su situación económica personal será igual o mejor dentro de un año. Entre las principales inquietudes destacan: problemas de empleo, salud y corrupción (más del 50% de ciudadanos) temas de agenda nacional para definir voto. El 2º grupo de problemas son educación, economía e inseguridad ciudadana.

 

Destaca en la medición, el aumento del conocimiento de Duque, (90,4%). Empero, el de mayor nivel de conocimiento es Petro (92,5%). Duque se acompaña de un incremento de su imagen favorable (de 32,6% en marzo a 46% en abril).Su imagen negativa se mantiene estable (44,5%). Para Petro, su imagen favorable crece 4,6 puntos, ubicándose en 42,7%; su imagen desfavorable decrece de 53,7% en marzo a 49,7% en abril. Preguntados por la experiencia y trayectoria, 6 de 10 encuestados no recuerda a Duque ocupando cargo, (fue senador), con amplio recuerdo de Petro, 85,2% le recuerdan como Alcalde.

 

En cuanto a la relación entre auto adscripción ideológica e intención de voto, Duque cuenta con el voto de 9 de 10 encuestados, auto identificados como “uribistas”. Disminuye la proporción de los que se auto identifican “de izquierda” y “progresistas” que eligen a Fajardo, volcando su apoyo ahora a Petro, quien capta el voto de 9 de cada 10 “de izquierda” y 7 de cada 10 “progresistas”. Además, Petro duplica la proporción de liberales que lo apoyan (3 de cada 10) respecto a la medición anterior. Entre los “apolíticos”, (52,3% de encuestados) es Petro quien concentra la mayor proporción de apoyos (27,8%), seguido de Duque (22,3%) y Fajardo (18,6%). Así, en un escenario de 2ª vuelta, entre Duque (52,2%) y Gustavo Petro (47,8%), la diferencia observada es de sólo 4,4 puntos. Se esperan cambios en la opinión pública y en los alineamientos, con posterioridad al 27 de mayo, como consecuencia del propio resultado electoral. Ver: CELAG https://www.alainet.org/es/articulo/192604

 

El momento político electoral de México, está siendo monitoreado a nivel Regional y Planetario. Sus resultados pueden ser un parte aguas, entre el país que se desmorona, entregado a las determinaciones transnacionales en materia económica y las presiones políticas sobre los tres últimos gobiernos, mismas que estos asimilaron y asumieron para ponerse a las órdenes del imperio mayor, sin recato ni pisca de nacionalismo y autodeterminación y, la nueva nación que surge de las posiciones populares, ampliamente discutidas en la academia y otros recintos y cenáculos de análisis y propuestas, con un gobierno que plantea la recuperación de los derechos humanos –destruidos en la “guerra” contra el narco- y la búsqueda de un nuevo sistema económico, político y social. Tal sistema, no propone destruir lo hecho y sobre sus ruinas reconstruir.

 

El llamado Proyecto de Nación que impulsa el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) parte de lo positivo que está vigente y no afecta a la autodeterminación de pueblo y gobierno juntos, para de allí reconstituir, tanto el tejido social -muy afectado por la violencia, la corrupción y la impunidad- como la planeación del desarrollo que se basaría en avanzar sobre lo construido, pero ajustándolo a normas que impulsen el mercado interno, en base al fortalecimiento y creación de nuevas empresas medianas y pequeñas, tanto del sector privado como del social.

 

Este empeño recuperará la actividad productiva en enormes extensiones de campo, abandonadas ante la falta de incentivos, provocando la salida incontrolable de sus dueños o usufructuarios a “buscarse la vida” en el territorio de los E.U. y colaborar vigorosamente a mantener un nivel de vida superior para los estadounidenses, cuyo gobierno les paga tales esfuerzos para el bien de su gente, con epítetos de criminales, malvivientes y hasta animales, en boca de su presidente Trump, a quien el gobierno mexicano responde tibiamente.

 

En cuanto al proceso electoral en sí, se reconoce que votar en las elecciones desde el extranjero es una “carrera de obstáculos que pocos ciudadanos están dispuestos a superar”. Los datos son penosos: en 2012, la participación de los residentes en el extranjero fue de 0.3% y para este año se espera que no supere el 1% de los más de 30 millones de mexicanos, en E.U. principalmente.

 

También impacta en el ambiente –a 40 días de la elección presidencial- el que Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición “Juntos haremos historia”, encabece las encuestas con 20 puntos de ventaja en promedio, respecto a sus contrincantes, y que su simpatía entre los ciudadanos se afiance. Tendrá que continuar el empeño por hacer conocer ampliamente su programa económico entre el sector empresarial en general, si bien hay un quinteto de grandes empresarios que no quieren dejar crecer a los demás y por ello enfrentan a López Obrador. Ellos son: Claudio X González Laporte (Kimberly Clark de México), Alberto Bailléres González (Palacio de Hierro y grupo Gall), Germán Larrea Mota-Velasco (Grupo México), Eduardo Tricio Haro (Grupo LALA, Aeroméxico y CitiBANAMEX) y Alejandro Ramírez Magaña (CINEPOLIS y Presidente del CNM). El líder de Morena señaló a este grupo de empresarios poderosos como los que financiaron la campaña del miedo en su contra (2006) y acusado de emprender maniobras en su contra. Ver: http://www.economiahoy.mx/elecciones-mexico-2018/noticias/9152642/05/18/Quienes-son-los-cinco-empresarios-que-estan-enfrentados-con-AMLO.html

 

Faltan 40 días para que se lleve a cabo la elección presidencial, hasta el momento Andrés Manuel López Obrador, candidato por la coalición Juntos haremos historia, encabeza las encuestas con un promedio de 20 puntos de ventaja, con respecto a sus contrincantes, y aunque su popularidad entre la ciudadanía parece afianzarse sus diferencias con una parte del sector empresarial parece no diluirse, pero ¿quiénes son los empresarios que están enfrentados con López Obrador? Especial Elecciones México 2018 | Siga en directo la carrera electoral.

 

Los otros candidatos no reducen sus actitudes de soberbia y falseamiento de informaciones: Anaya (28 al 30% de preferencias) con alteraciones incluso de revistas; Meade (17 a 18%) defendiendo lo indefendible y el Bronco (2 a 3%) con actitudes de machismo trasnochado. En tanto Margarita Zavala se sale de la confrontación y parece unirse a Anaya. López Obrador se mantiene en torno al 48% de preferencias electorales. Ver:

https://adnpolitico.com/lapresidencial?internal_source=MEGAMENU_SECTION&gclid=EAIaIQobChMI0v7S7dSZ2wIVkbbACh3BZQxvEAAYBCAAEgJi8fD_BwE

 

(Continuará)

 

San Andrés Cholula, Pue. 21-mayo-2018.

Correo electrónico: v_barcelo@hotmail.com