Un priista que asume la defensa legal y política de un delegado, así como de un legislador del “Sol Azteca” destituidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación por desacato; ese mismo personaje tricolor –quien en alguna ocasión fue relacionado con un grupo de secuestradores y golpeadores– se apersonó a corregir la plana a los ministros de la Suprema Corte, acusándolos que desconocen la ley; un Frente Ciudadano –que no tiene ciudadanos– y un partido que se autodenomina de izquierda que entrega un contrato de más de 100 mil millones de pesos a une empresa que está vetada en otros países y en total opacidad. Ya no entiendo nada.

 

Ayer, la Asamblea Legislativa capitalina vivió uno de sus episodios más prístinos para los que aún pensamos que existen principios ideológicos en cada uno de sus grupos parlamentarios, los que aún pensamos que existen posiciones políticas encontradas entre los diputados del PRI, PAN, PVEM, PRD, PH, entre otros nomenclaturas que, ahora sí vemos con toda claridad, que son simples membretes que agrupan a personas con un solo propósito: ambición y poder, sin una pizca de decencia y educación.

 

Atestiguamos, debo de confesar con un poco de risa, como los diputados de Morena y el PRD se disputaban la tribuna; hubo golpes, patadas, jalones de cabello e incluso mordidas (así lo denunció a través de las redes sociales una legisladora) para intentar imponer sus “razones”. Los primeros querían desechar un dictamen que aprobaría el financiamiento de una planta de termovalorización –que, según, solucionará el problema de la basura en la CDMX— y que costará la friolera de 109 mil millones de pesos.

 

Los otros, de los que se autodenominan seguidores del “Sol Azteca” y que juran son de izquierda –con golpes– intentaban apropiarse la tribuna para votar en favor del dictamen y con ello autorizar el endeudamiento de los habitantes de la capital por 30 años para pagar esa planta que, según dicen quienes apoyan ese dictamen, generará energía eléctrica que será utilizada para mover al Sistema de Transporte Colectivo-Metro. Aquí hago una reflexión: Una empresa privada que suministrará energía a un medio de transporte público. ¿Qué pasará cuando ya no quiera o, no pueda, vender esa electricidad. La ciudad será un caos y rehén de un grupo de personas e interés particular?

 

Pero sigamos, pero cuando la presidente de la mesa directiva de la ALDF, la diputada de Morena, Flor Ivonne Morales Miranda, les estorbó en sus intenciones de votar ese dictamen, los perredistas, fieles a su tradición de tribu comanche, la sacrificaron al destituirla y nombraron a un legislador más dócil y que cumpliera los caprichos perredistas. Este fue el diputado “verde” Fernando Zárate Salgado (experredista). Faltaba más, hay que tener órganos de gobierno que sean fervientes a las causas del “Sol Azteca”.

 

Y, para rematar el caos, el diputado y exdelegado en Cuajimalpa priista Adrián Rubalcava tomó la defensa de política del jefe delegacional en Venustiano Carranza, Israel Moreno y del diputado local José Ballesteros, a quienes los ministros del país destituyeron por desacato (el último tendrá que ser desaforado). Este personaje tricolor –a quien al parecer le gusta disfrazarse de diversos personajes (semanas atrás de policía) ahora se asume de abogado defensor para sancionar, corregir y amedrentar a los integrantes del Poder Judicial. Creo que su responsabilidad de legislar no le satisface totalmente.

 

La proximidad de la elección federal de 2018 se ha vuelto un catalizador para mezclar lo distinto; de purificar intereses y de mostrar que no hay principios irreconciliables en la política, por fin el agua y el aceite se mezclan, y el tiempo mostrará sus productos. En fin política al a mexicana y ya no entiendo nada.

 

Punto Cero | Llamado oportuno para prevenir el cáncer de mama

 

El presidente nacional de la Fundación “No Más Negligencias Médicas”, Fernando Avilez Tostado, hizo un llamado al titular de la Secretaría de Salud, José Narro Robles, para fortalecer las campañas y prevenir de manera oportuna el cáncer de mama, que cada año cobran la vida de unas 800 mujeres en nuestro país.

 

En sus argumentos, el ombudsman de la salud reconoció que pese a que existen campañas que fomentan la autoexploración para la detección oportuna de este cáncer, estas son de tipos temporales y centrados en zonas metropolitanas, dejando de lado a las comunidades rurales e indígenas.

 

“Es por ello que el gobiernos federal, estatal y municipal deben promover, financiar, coordinar y fortalecer campañas permanentes dirigidas no solo para las poblaciones metropolitanas, sino también para aquellas mujeres que viven en zonas rurales”, dijo.

 

José Víctor Rodríguez Nájera

Periodista mexicano | @JoseVictor_Rdz

 

 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí