La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó ayer a su Sección de Probidad que investigue el patrimonio de todos los ex funcionarios del gobierno de Mauricio Funes (2009-2014), justo cuando se publican documentos que involucran a varios ex funcionarios areneros en la recepción de sobresueldos pagados con fondos de la extinta partida secreta.

 

La semana pasada el bloguero Alejandro Muyshondt reveló una serie de recibos firmados por Luis Mario Rodríguez (ex secretario jurídico de la Presidencia), Federico Hernández (ex presidente de CONCULTURA), Luis Cardenal (ex ministro de Turismo), Darlyn Meza (ex ministra de Educación), Gerardo Suvillaga (ex director del CNR) Margarita Escobar (ex viceministra para Salvadoreños en el Exterior) y otros ex funcionarios del gobierno de Antonio Saca que recibían mensualmente “bonificaciones especiales” cuyos montos oscilan entre 1,500 y 25,000 dólares.

 

Ante la publicación de dichos documentos, la Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia (ASGOJU) pidió esta semana que la Fiscalía investigue a los referidos funcionarios por el posible cometimiento de delitos de corrupción.

 

Y pareciera que en respuesta a esto la honorable CSJ pide investigar a los ex funcionarios de Funes, como para “emparejar la balanza”. Si bien la decisión de la Corte responde a una “demanda ciudadana”, es sospechoso el momento en actúa y que el criterio de selección de casos no sea la antigüedad o cercanía de caducidad. Para despistar la Corte también pidió investigar a diputados de todos los partidos políticos y a magistrados del TSE

 

Lo lógico sería que Probidad investigue primero a los ex funcionarios de Francisco Flores (1999-2004), luego los de Saca (2004-2009) y después los de Funes (2009-2014). Pero no, empieza por los más recientes y deja para después los que están por prescribir. ¡El sesgo judicial es evidente y burdo!

 

Y los medios de comunicación también. Como bien señaló el periódico digital Transparencia Activa, los medios de derecha no publicaron los recibos firmados por los ex funcionarios areneros y ocultaron la denuncia fiscal de ASGOJU. Este silenciamiento contrasta con la enorme cobertura sobre la investigación contra los ex funcionarios de Funes ordenada por la CSJ.

 

¡El sesgo mediático es también evidente y burdo! Los medios hegemónicos ocultan o minimizan cuando los implicados son areneros activos, pero cuando son disidentes de ARENA o gente de izquierda lo publican hasta sobredimensionadamente.

 

Ayer, en reunión ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), un representante del Ejecutivo se quejó de la permanente invisibilización mediática de los logros gubernamentales en materia de seguridad pública. Esto también confirma el sesgo y la perversidad mediática.

 

Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS)

 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí