jovenes_indigenas_custom

Jóvenes challhuahuachanos con sus vestimentas típicas en un desfile

 

Chaullhuahuacho es uno de los distritos de la provincia de Cotabambas del departamento de Apurímac, es el Perú profundo que ha tenido un olvido de más de 483 años,  desde el ingreso del genocida español Francisco Pizarro hasta 2015. Allí habitan campesinos comuneros de habla quechua y español.

 

Este distrito está ubicado a 177.8 kilómetros de la ciudad de Abancay,  que es la capital de la Región Apurímac,  y a 331 kilómetros del Cusco. La gente de Challhuahuacho, para situaciones de salud y educación de calidad,  tiene relación con la ciudad del Cusco, no importando la distancia, porque en su capital distrital, provincial y regional no existe lo que hay en Cusco.

 

Challhuahuacho y los pueblos contiguos no tienen carreteras asfaltadas, la comunicación funciona a través de carretera afirmada (trocha mejorada). La minera transnacional que explota el recurso natural cobre,  ha llevado el transporte aéreo y corresponsalía de canal N (canal de televisora privada).

 

 El gobierno neoliberal de Ollanta Humala, una vez más se ha manchado sus manos y cuerpo con la sangre y vida de los hijos del Perú profundo,  por defender los intereses de la minera transnacional extractivista China Minmetals Corporation de la República Popular China. De manera franca es muy rechazable que un país socialista que invierte en el Perú haga matar gente de los pueblos,  al igual que los países capitalista neoliberales e imperialistas.

 

Lo indignante es que el gobernante Ollanta Humala y los medios de comunicación que controla la Corporación (entre ellos El Comercio de la oligarquía limeña) callan o hablan de manera mediática sobre la matanza por la policía de cuatro campesinos comuneros andinos, porque la gente de esos pueblos,  a través de movilización pacífica,  reclamaba justicia como es la no construcción de la planta de tratamiento de sulfuros de molibdeno y planta de filtros, porque son contaminantes del medio ambiente y agua. Los pueblos de Challhuahuacho han declarado, de manera resuelta,  que no están contra la minera China Minmetals Corporation y MMG Limited que explota el cobre en Las Bambas.

 

Como siempre, el gobierno central nacional, dizque por la “preservación del orden y paz” ha ordenado a la gendarmería  matar a ciudadanos campesinos comuneros en defensa de la cuestionada minera transnacional extractivista. Los medios informativos están satanizando la acción de respuesta de los agredidos comuneros pasándolo como una cosa poco importante el hecho de que la policía haya asesinado a cuatro jóvenes valerosos challhuahuachanos, y haya herido de bala a 15, mientras hay  21 detenidos y 8 policías heridos que han asesinado con balas a comuneros. De seguro van a adjudicar la culpabilidad a los detenidos y no responsabilizarán a los policías, por lo que se verá en la cárcel a los campesinos comuneros y  se verá libres en las calles a los gendarmes que han matado con balas de sus armas de fuego

 

He aquí los mártires muertos el 28 de septiembre: Alberto Cárdenas Challco, Beto Chahuayllo Huillca, Uriel Helguera Chiclla y Exaltación Huamaní Mío.

 

Los comuneros pertenecen a la base natural de la gloriosa Confederación Campesina del Perú (CCP) a través de la Federación de Campesinos de Challhuahuacho. En la movilización han participado, de manera masiva,  el Comité de Lucha provincial de Cotabambas y comunidades campesinas de los distritos de Haquira, Progreso y Chuquibambilla (Grau)…

 

Se existiera justicia de manera equilibrada en el Perú, se podría juzgar al gobierno de Ollanta Humala Tasso – a los policías responsables – y a los campesinos comuneros si es que tuvieran culpa,  y no,  como siempre,  a los agredidos, porque los agredidos son los comuneros en movilización.

 

¡Juicio público, político, legal y cárcel para los asesinos de los comuneros de Challhuahuacho!

 

¡Honor y gloria a los cuatro comuneros!

 

¡Abajo el estado de emergencia de Ollanta Humala!

 

Juan Rojas Vargas,

Exsecretario general de la Confederación Campesina del Perú (CCP)