El XVIII Encuentro del Foro de Sao Paulo concluye convocando a los pueblos a luchar contra el neoliberalismo y las guerras, a construir un mundo de paz, democracia y justicia social. Otro mundo es posible y nosotros y nosotras lo estamos construyendo: un mundo socialista. (Declaración Final del XVIII Encuentro del Foro de San Pablo)

Nos parece que el Foro de San Pablo, más allá de las posibles discrepancias que existen (1) e incluso más allá aspectos que puedan mejorarse, o de las malas interpretaciones sobre algunos hechos (2) ha tenido un saldo positivo, no sólo por los “logros”, sino por la mirada que el colectivo que es el Foro, tiene sobre los desafíos, que nos parece lo trascendente…a través de las concreciones de lo que es esa mirada de los desafíos logre plasmar, mirada,   que es la mirada, que han ido construyendo   los integrantes del Foro, vayamos pues a esos desafíos…al menos a los que modestamente estimamos los más urgentes…no los únicos, ni exclusivos…

 Para desarrollar nuestra reflexión vamos a usar fragmentos de los tres artículos sobre el Foro Social de San Pablo que aparecen en el entrañable portal de ALAI (Agencia Latinoamericana de Información), escritos por Emir Sader,  Atilio Boron y Valter Pomar y de la Declaración Final del XVIII Encuentro del Foro de San Pablo… (Que sabemos se desarrollo entre el 4 a 6 de julio de 2012 en Caracas-Venezuela)… nos parece relevante el abordaje de Emir Sader… Entre otras preocupaciones, se encuentra el problema del rol de los partidos frente a los procesos posneoliberales.  Los grandes protagonistas de estos procesos son gobiernos de alianza, bajo la dirección de partidos de izquierda.  El papel de los partidos de izquierda es, ante  todo, defender los intereses de la izquierda en alianzas de centro-izquierda, para garantizar la profundización de las posiciones antineoliberales y anticapitalistas de la izquierda.  Hacerlo es no  sólo luchar contra los rezagos del neoliberalismo –el poder del capital financiero, del agronegocio, de la media privada, entre otros-, sino también articular el posneoliberalismo con el anticapitalismo y la construcción de un modelo alternativo en América Latina.” (3)

 Hemos llamado a esta etapa que el progresismo…ha iniciado, en un mundo neoliberal, con dinámicas neoliberales con instrumentos globales que van desde las agencias de la ONU, hasta el F.M.I. (Fondo Monetario de Internacional) pasando por todos los gobiernos del norte geopolítico, con dinámicas casi impositivas de las políticas neoliberales, el Capitalismo de Estado…sin embargo debemos reconocer que no todos están en una mismo estadio de avance en este detener a las políticas neoliberales, una de las dinámicas más depredadoras del neoliberalismo son las inversiones de los grandes capitales en los recursos de nuestros países, que muchas veces dejan un enorme pasivo ambiental…y cuya rentabilización en su mayor parte es succionado por la renta del capital… La crisis económica mundial está muy lejos de ser superada. Los responsables de dirigir las instituciones financieras internacionales siguen anclados en el dogma neoliberal.”(4)…Todavía muchos emprendimientos de explotación de recursos son explotados por las multinacionales y por capitales provenientes de los organismos multilaterales de crédito, todavía los países del Sur recurren a préstamos con estos organismos para financiar diversos emprendimientos y ellos imponen sus condiciones neoliberales, si alguien cree que se ha exorcizado el neoliberalismo de nuestra región está bien equivocado, incluso en países con gobiernos de izquierda los capitales de las multinacionales, es decir la flor innata del neoliberalismo tienen un amplio domino y de extensas explotaciones de recursos naturales, la necesidad de reconvertir los financiamientos, que va atada un amplio flujo de comercio exterior…no alineados y emergentes…tiene que ver con el funcionamiento de fuentes genuinas de financiamientos como el Banco del Sur y su asociación con el futuro Banco BRICS…, esto necesariamente nos debe hacer ver que el esfuerzo por desplazar al neoliberalismo de nuestra región debe continuar…Pero se debe entender que crecer, combatir el neoliberalismo tiene dos condiciones sine qua non, la primera  es el crecer distribuyendo… eso evitará que caigamos en impresionante contracción en que está cayendo el norte geopolítico… El efecto de la contracción económica de Estados Unidos y la parálisis del motor europeo, ya se expresa en vastas regiones, incluso en la pujante economía china. La región latinoamericana y caribeña no escapa del impacto negativo de la crisis mundial, aunque las políticas económicas y sociales de buena parte de los gobiernos de la región han evitado un impacto mayor de la crisis.

(…)  Mientras en regiones como Europa y Estados Unidos, el neoliberalismo sigue siendo fundamento ideológico de la política económica, con sus políticas de austeridad permanente y prioridad para el capital financiero, en América Latina las fuerzas progresistas y de izquierda dirigen los destinos de una parte importante de las naciones del área y despliegan iniciativas que han permitido superar en alguna medida “la larga noche neoliberal”, apuntalando planes sociales de gran envergadura, obteniendo éxitos indiscutibles en la lucha contra la pobreza e impulsando como nunca antes el proceso” (5)

Es necesario recalcar que si bien las políticas focalizadas, es una forma de rescatar fundamentalmente a los sectores más pobres de la población, se vuelve necesario avanzar para superar la crisis en la necesidad de una mejor distribución de la riqueza, eso pasa, por lograr capitalizaciones menos depredadoras, es decir donde el porcentaje de la renta del capital al menos pueda igualar al porcentaje de renta que se vuelca en la economía especialmente en el ámbito salarial y de políticas sociales… El otro aspecto y que no es un desafío menor, es el que tan esclarecidamente (desde nuestro modesto punto de vista plantea la Declaración Final del XVIII foro de San Pablo)… “…El proceso de integración debe buscar políticas comunes en el manejo y uso soberano de los recursos naturales, ello incluye la defensa del agua y su reconocimiento como un derecho humano.

(..) Un tema trascendente, que hace parte de la agenda del Foro de Sao Paulo, es la necesidad de contar con una política común, de desarrollo sustentable, con ciencia y tecnología, desarrollo humano inclusivo, con prioridad para las mujeres, la niñez y la juventud.

(..)  Debido a la magnitud de los recursos naturales renovables y no renovables que existen en nuestra región, tenemos que reforzar la defensa del medio ambiente, emprender una ruta de desarrollo industrial, tecnológico y científico de gran envergadura y hacer respetar los derechos de los pueblos originarios y su derecho a la consulta.” (6)

Dos cosas muy importante un modelo de desarrollo sustentable, implica que la decisión sea tomada en forma inclusiva, por los sectores científicos, tanto de gobierno como de organizaciones del medio ambiente reconocidas y confiables, como el grupo ETC y las universidades públicas…y los pueblos afectados, no existe desarrollo de los recursos, si continuamos como hasta ahora dándole la parte del león a las trasnacionales y no implementamos un gran debate nacional que nos permita reformular un desarrollo necesario pero inclusivo…

En resumen necesitamos audacia…pero audacia inteligente…una audacia que nos permita el logro de la publica felicidad… para nuestro pueblos…y esto pasa por sustituir  a los capitales trasnacionales de la explotación de nuestro recursos, por legitimas capitalizaciones provenientes por ejemplo del Banco del Sur…

Y por la creación de un modelo de sustentabilidad medioambiental consensuada…que permita desde el conocimiento y la investigación científica y con la inclusión del pueblo, modelar un desarrollo real y que respete los equilibrios ecosistémico, un desarrollo realmente sustentable no sólo de nombre, que es posible…

Es decir terminar con el neoliberalismo en nuestra región también pasa por un modelo monetario y de comercio exterior diferente…que podrá construirse a partir de flujos de intercambio, que permitan que todos los pueblos nos sentemos a la mesa y tengamos lo que dignamente nos hace falta, esto requiere de justicia, de equidad, de imaginación de poder de ruptura con lo establecido es de decir AUDACIA…AUDACIA…AUDACIA… No hay peor cosa que un conductor timorato y vacilante a la hora de aplicar los frenos de emergencia. En una hora que se requiere, como decía Dantón, “audacia, audacia y más audacia”, la moderación lejos de ser una virtud se convierte en un pecado mortal.… Concuerdo finalmente en que vivimos en un momento en el que la moderación, lejos de ser una virtud se convierte en un pecado mortal. Además aprecio mucho la recomendación de "audacia, audacia, audacia". Que tal frase haya sido dicha por Danton comprueba, de hecho, que no todo radicalismo verbal es consecuente.

 

Este esfuerzo de desalojar el neoliberalismo y crear nuevas dinámicas de ruptura, implican en primer lugar unidad, en segundo lugar superar los enfrentamientos verbales y en tercer lugar apuntar juntos a lo sustantivo…Esta no es la tarea de los gobiernos, es la tarea de todos aquellos pueblos del Sur geopolíticos, dispuesto hallar Pan, Paz, Justicia y libertad…

Montevideo, 10 de julio de 2012

Notas:

(1)  http://alainet.org/active/56316

(2) http://alainet.org/active/56359

(3) http://alainet.org/active/56303

(4)  http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article39212

(5) Ibid

(6) Ibid