Con la línea que trazó el presidente, Felipe Calderón Hinojosa en el recién concluido Consejo Nacional del Partido Acción Nacional, PAN, en el sentido de que sea una candidatura ciudadana la que presente el blanquiazul para las presidenciales del 2012, se alentaron los aliancistas antinatura, y se soñaron los protagonistas a vencer.
 
De inmediato se empezaron a barajar nombres, para concluir en solo dos: el doctor Juan Ramón de la Fuente, prestigiado ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, con su rechazo muy conocido a estos ficticios arreglos, y Marcelo Ebrard Casaubón, él sí plenamente identificado con dichas alianzas antinaturas inventadas por su mentor, Manuel Camacho Solís.
 
Para desgracia de los aliancistas y en particular para el propio jefe de Gobierno del Distrito Federal se convirtió en “reina por un día”, puesto que ni el leal presidente del Partido Acción Nacional, PAN, Gustavo Madero Muñoz, pudo aguantar la reacción de inconformidad y casi de rebeldía a la posición presidencial.
 
El tamaño de la insubordinación está determinado por el cierre de la puerta a esa posible candidatura ciudadana a la Presidencia de la República que demandó Calderón por parte del presidente legal del PAN, Gustavo Madero Muñoz.
 
El choque entre Calderón Hinojosa se dio de inmediato entre las filas panistas, a tal grado que ya nadie regresó el sábado a sesionar, por lo que el líder nacional del PAN, tuvo que salir en 24 horas a aclarar que el próximo abanderado para las elecciones presidenciales del 2012 “va a ser panista”, al descartar, inclusive, una alianza entre su partido y el Partido de la Revolución Democrática.
 
Y la secretaria general, Cecilia Romero de PAN, también tuvo que salir a la palestra para enmendarle la plana a Calderón Hinojosa al asegurar que la expresión presidencial no pretendía señalar que la caballada en el blanquiazul estuviera flaca. “El Presidente conoce muy bien a quienes han manifestado su interés por la candidatura, agrego, y me parece que el partido tiene con qué responder, hay caballada suficientemente capaz para 2012”.
 
El ex presidente Vicente Fox Quesada, por su parte, respaldó la propuesta del Calderón, y aprovechado, el líder nacional del Partido de la Revolución Democrática, Jesús Ortega Martínez, comenta que la propuesta de Calderón Hinojosa podría responder a que en el PAN no existen cuadros destacados al interior para aspirar al relevo presidencial del 2012
 
Y la posición anticalderonista más dura partió de los senadores blanquiazules quienes tajantes afirmaron que el candidato del PAN a la Presidencial de la República tendrá que ser un panista puro y no un aspirante ciudadano como lo planteó el presidente Calderón.
 
Lo dijimos desde hace varias semanas: ni soñarlo que Marcelo Ebrard Casaubón pudiera ser el candidato ciudadano o de una alianza antinatura entre el PAN y su partido el de la Revolución Democrática, hoy sólo acertó a decir que compete a los panista las decisiones sobre sus candidatos. Lo dicho: Marcelo Ebrard Casaubón fue “reina por un día”.
 
Teodoro Rentería Arróyave es periodista y escritor mexicano. www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, www.clubprimeraplana.com.mx