España es un pequeño país del sur de Europa que no tiene buena prensa. Es un país cuya economía resulta fácil de manipular desde los mercados financieros, y la prensa no lo denuncia, antes al contrario, aviva la llama de la manipulación. España es un país cuya población resulta fácil de engañar, y la prensa no lo denuncia, antes al contrario, aviva la llama del engaño. Definitivamente España no tiene buena prensa en el extranjero.

Pero dentro de nuestras fronteras tampoco tenemos buena prensa, eso no es ningún secreto para quienes hayan tenido la mala experiencia de haber leído, escuchado o visto alguna vez a medios como La Razón, ABC, La Gaceta, Intereconomía, Libertad Digital, El Mundo, Cope, VeoTV…

La derecha intenta por todos estos medios desacreditar al país, al menos mientras haya un gobierno un poco más a la izquierda de su ideario.

Si alguien todavía tenía la esperanza puesta en medios menos sospechosos de sucumbir a la tentación de la manipulación, como puedan ser El País o RTVE, que nadie se llame a engaño. El País, por medio de una sencilla operación de marketing financiero que afecta al grupo PRISA al que pertenece el diario, ha sido adquirido por el Banco de Santander, tal y como indica Pascual Serrano en su indispensable artículo “La información circular”. Esta noticia deja al diario El País a un paso de convertirse en un medio más de agresión en manos de la derecha. En cuanto a la forma en que RTVE pierde cada día lo poco que le quedaba de su supuesta y cacareada imparcialidad, recomiendo vivamente la atenta lectura de la “Carta abierta” que José Hernández desde su blog le envía a Juan Ramón Lucas, director del programa “En días como hoy” de RNE. La tendenciosidad del medio y sus profesionales queda al descubierto.

Quizás algún sagaz observador haya reparado en que no he mencionado a la cadena televisiva Cuatro/CNN. No es casualidad. En mi opinión es una cadena que debe permanecer en una cuarentena indefinida, aislada de toda credibilidad, mientras sigan teniendo cabida en su parrilla espacios donde el “comando Sistiaga”, liderado por el elemento agitador Jon Sistiaga; perpetre impune y desvergonzadamente atentados contra la razón, la inteligencia y la decencia; como el que llevó a cabo a cara descubierta contra Venezuela y que CubaInformación destripó para mayor vergüenza de la profesión periodística.

Como muestra de la mala prensa que tiene España, un botón, en la página del elemento Sistiaga, hay una encuesta que pregunta al lector/sufridor, sobre quién cree que es el presidente legítimo de Honduras, y va ganando el golpista Micheletti respaldado por los Estados Unidos, con un asombroso 56%. No digo más del nivel de la prensa española si este es el nivel de la clientela.

De la prensa salmón, la prensa económica, solo diré que de económica no tiene nada, pues es la prensa que más caro le sale a este país, haciéndose eco diariamente de las órdenes de manipulación y tergiversación que llegan desde el Imperio al otro lado del Atlántico.

Puede que solo sea una impresión mía, pero creo que me asiste la razón si digo que España no tiene buena prensa en el mundo, ni en el país. La prensa española es el abc del descrédito periodístico.

Enlace al original: http://impresionesmias.com/2010/11/03/espana-no-tiene-buena-prensa/

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí