Entre el 21 y 24 de enero tendrá lugar en Guatemala la Segunda Reunión Ministerial del Movimiento de los Países no Alineados para abordar sobre los avances de las mujeres en estos países y de manera particular, como se desarrollan los trabajos para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio, desde la perspectiva de las mujeres.

Ello en si es de suma importancia pues será una ocasión inmejorable para discutir sobre los índices de desarrollo humano en Guatemala y denunciar la ominosa práctica del femicidio, en donde no hace muchos meses, fue aprobada una ley sobre la materia ante el crecimiento en de los casos de femicidio que a la fecha son mas de 669 para el año 2008, de acuerdo con fuentes de la policía nacional civil. Un escándalo.

Sin duda es un acontecimiento político para un país como Guatemala, pero sobre todo, es digno de encomio que se hable sobre los derechos de las mujeres, el desarrollo y las metas del milenio de las Naciones Unidas que a decir verdad, parece que no existieran como objetivos y menos que se puedan alcanzar. Los datos fríos y duros de la realidad nos dicen que en las regiones menos desarrolladas o francamente pobres, las mujeres son las mayormente excluidas y marginadas. Por ello el escepticismo ante el cumplimiento de dichas metas pues a la fecha no se observan esfuerzos por alcanzarlos.

Pero mas allá de estos aspectos, que sin duda serán abordados por los expertos y expertas en estos temas para producir otra declaración más, y recordar sobre las metas no alcanzadas, vale la pena reflexionar sobre la ocasión propicia para discutir y condenar en ese marco, la invasión y masacre que el gobierno de Israel ha desatado sobre Gaza, territorio palestino en los últimos días, ante el estupor mundial.

Hay que recordar que algunos de los 10 principios de los Países No Alineados contemplan entre otros, “Respeto de la soberanía e integridad territorial de todas las naciones”, y el “reconocimiento de igualdad entre todas las razas y la igualdad de todas las naciones, grandes y pequeñas”. Que incluyen, por supuesto, el respeto absoluto a la Declaración de Derechos Humanos de la ONU.

Es obvio que estos principios y la mayoría de todos han sido violados de manera grosera por las tropas y el gobierno de Israel, en contra de los derechos del pueblo y gobierno de Palestina, que es parte plena del movimiento de países no alineados, y por tanto, el movimiento debería actuar en esta reunión ministerial dando paso a un compromiso que fuera mucho mas allá de las resoluciones edulcoradas de la ONU.

De todas maneras, las mujeres palestinas agredidas en GAZA tendrán una plataforma adecuada, pues sin los EEUU y sin Israel en la mesa de discusión, las resoluciones deberían ser mucho mas concretas, firmes y consecuentes con el derecho de Palestina a una patria y a vivir sin agresiones de parte del Estado de Israel. Es lo menos que podría esperarse de esta nueva cumbre ministerial de los No Alineados.

Finalmente, es urgente que cancillería guatemalteca asuma su compromiso con el pueblo palestino, con los NOAL y de pasos en dirección a un claro apoyo a la causa Palestina, como lo hizo en apoyo de la fundación del Estado de Israel hace algunos años. Es lo menos que se espera.