Ya no es posible ir a contracorriente con la historia del país, después del que el Congreso del estado de Oaxaca se convirtió en el primer legislativo local en aprobar la Ley Electoral enviado por el Congreso de la Unión y en igual postura se manifestó este lunes el de Jalisco y antes así lo habían acordado los de Estado de México y Colima.

La realidad es de “cero y van cuatro”, como se dice en el argot deportivo, por lo tanto es de suponerse lo que antes, analizado, se había supuesto: la norma que modifica varios artículos constitucionales estará lista y entrará en vigor en este mismo 2007.

Además, es de recordarse que por tratarse de una Reforma Constitucional no podrá ser vetada por el Presidente de la República. Así lo ordena el Ártículo 80 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, es decir es una atribución exclusiva del Constituyente Permanente; aunque ya se manifestó a favor de la misma Felipe Calderón Hinojosa quien inclusive reconoció, felicitó y se congratuló de la actuación del Congreso de la Unión por haber sacado tan trascendente Reforma.

El Congreso de Oaxaca, que como ya quedó escrito, fue el primero en aprobar la Reforma Electoral, se comportó en forma singular puesto que sacó la votación por unanimidad y en cierta medida dio la pauta que han seguido los otros homólogos. Primero citó a un Periodo Extraordinario, en el cual sin mayor trámite, las fracciones parlamentarias del PRI, PAN, PRD, Verde Ecologista y Unidad Popular aprobaron por unanimidad las reformas y coincidieron en que la nueva legislación en materia electoral permite tener mayor equidad en los comicios a partir de que se elimina la presencia de dinero en las campañas.

Ahora bien, en el Estado de México, donde se había acusado al gobernador, Enrique Peña Nieto de que influenciaría a los legisladores locales para que la rechazaran para así asegurar imagen en los medios en referencia a sus posible candidatura a la Presidencia de la República en los comicios del 2012, pues el mentís vino de inmediato al convertirse esta entidad en la segunda en aceptar la Reforma Electoral con 63 votos de las bancadas del PRI, PAN, PRD y PT, y 10 en contra, 3 de Convergencia y 7 del Verde Ecologista de México, el Congreso local, en esa forma, dio luz verde a las modificaciones que sus similares de carácter federal realizaron a nueve artículos de la Constitución mexicana, para modificar la Ley Federal Electoral.

Al igual, que el Congreso estatal de Colima aprobó por unanimidad la Reforma Electoral y se convirtió en el tercero en hacerlo: 13 diputados del PRI, 10 del PAN y dos del PRD dieron la unanimidad a la minuta del Congreso de la Unión. También aquí el Congreso se encontraba en receso, por lo que para aprobar dicha reforma citó a sesión extraordinaria con el análisis y aprobación de esa modificación constitucional como único punto en la orden del día.

El cuarto en avalar la Reforma fue Jalisco que se convirtió en el primero gobernado por el Partido Acción Nacional, con los votos del propio PAN, PRI y PRD, en tanto los dos legisladores del Partido Nueva Alianza se abstuvieron y el diputado del PVEM sufragó en contra, en conclusión con 35 votos de 38 diputados asistentes en la sesión extraordinaria del pleno fue aprobada la Reforma Electoral que el Congreso de la Unión envió a los estados.

Aunque pudiera haber algunas reticencias en Nuevo León y en Tlaxcala, se considera que saldrá avante la Reforma. Donde de plano será adversa la votación, por influencia de sus respectivos gobernadores es Aguascalientes, Coahuila y Sonora, el primero con un gobernador panista, Luis Armando Reynoso Femat, y dos priístas: Humberto Moreira Valdés Moreira y Eduardo Bours Castelo, respectivamente. Cero y van cuatro, es imparable.

– Teodoro Rentería Arróyave es periodista y escritor mexicano, vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP.  teodoro@libertas.com.mx www.ciap-felap.org

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí