14 de marzo de 2007

 

Su Santidad Papa Benedicto XVI

00120 Vía del Pellegrino

Palacio Apostólico

CIUDAD VATICANO

 

Su Santidad,

 

Todos los años el 25 de marzo, festividad de la Anunciación de la Virgen María, los católicos alrededor del mundo organizan eventos para llamar la atención hacia el hecho de que las mujeres católicas son excluidas de la ordenación sacerdotal. Este año celebraremos el 14o Día Mundial de Oración, y esperamos contar con unos 25 eventos a nivel mundial.

 

Para honrar este día, le invitamos a asumir el liderato en cuanto al trato hacia la mujer en el mundo, presentando un modelo justo y equitativo y, a su vez, dando los pasos necesarios para abrirle las puertas a la mujer a todos los ministerios de la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Además, solicitamos una renovación de la estructura eclesiástica en la cual se incluya a todos los miembros en el gobierno de la misma. Pues, dando un ejemplo de justicia desde el corazón de nuestra iglesia, nosotros, el Cuerpo de Cristo, podemos influenciar y crear impacto en la sociedad.

 

En el día en que celebramos el ‘sí’ de María, también decimos ‘sí’ al liderato de la mujer en la iglesia. La decisión de María fue deliberada y a conciencia, lo cual la convirtió en co-partícipe de la llegada del reino de Dios. Al orar por las mujeres sacerdotes en este día, adoptamos el poder espiritual de María y su rol profético en el plan Divino de crear justicia en el mundo.

 

Debido a que María es líder espiritual y algunos hasta la llaman mujer sacerdote, el 25 de marzo oraremos por la ordenación de la mujer en un renovado ministerio sacerdotal. También oraremos por la diferencia que la mujer podría estar haciendo en el gobierno de la iglesia al tratar asuntos de justicia social que la afectan desproporcionadamente, tales como, violencia doméstica, acoso sexual, tráfico sexual, VIH/SIDA y genocidio, entre otros.

 

Excluir a la mujer y a los hombres laicos de la toma de decisiones y vida sacramental de la Iglesia está vinculado a estos asuntos en cuanto a que – mientras el impacto tiene niveles de intensidad extremadamente diferentes – la raíz del problema es la misma: dominio masculino y sexismo.

Según se acerca este día, le instamos a abrir la discusión sobre la ordenación de la mujer y la necesidad de cambio en la estructura eclesiástica. Necesitamos de todos los dones del Espíritu Santo, tanto en las mujeres como en los hombres, para acercar más nuestra amada iglesia a los valores que en el evangelio Jesús nos enseña y para lograr una completa integración en todos y cada uno de los ministerios de la Iglesia.

 

Gracias por su tiempo y consideración,

 

Brothers and Sisters in Christ, Ireland

Call to Action, USA

Catholics for a Free Choice, USA

Catholics for a Free Choice Canada, Canada

Catholic Network for Women’s Equality, Canada

Catholic Women’s Ordination, United Kingdom

CORPUS, USA

Dignity, USA

Interreligious Conference of European Women Theologians, Germany

Femmes at Hommes en Eglise, France

Housetop, United Kingdom

National Coalition of American Nuns, USA

New Wine, Great Britain

New Ways Ministry, USA

Phoebe, Japan

Purple Stole Movement of We Are Church, Germany

Quixote Center, USA

Roman Catholic Womenpriests Europe-West, Germany, France, and Switzerland

Roman Catholic Womenpriests North America, USA and Canada

Save Our Sacraments, USA

Sisters Against Sexism, USA

Southeastern Pennsylvania Women\’s Ordination Conference, USA

Women’s Ordination Conference, USA

Women\’s Alliance for Theology, Ethics and Ritual, USA

 

CC:

 

Most Reverend Pietro Sambi, Apostolic Nuncio to the United States

Most Reverend William S. Skylstad, President, United States Conference of Catholic Bishops

Most Reverend David J. Malloy, General Secretariat, United States Conference of Catholic Bishops

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí