Buenos Aires

La hija de María Cristina Saborido, detenida en 1977 en el centro clandestino el pozo de Banfield, viene recibiendo amenazas y el cuñado fue golpeado a dos cuadras de la casa.

“Zurda de mierda cuidate porque te vamos a meter picana hasta en el orto y cuida a tus hermanos porque también se la tenemos jurada y al zurdito del novio de tu hermana lo tenemos enlistado también ya vas a ver lo que le hacemos. VIVA LA PATRIA”.

Ese fue el mensaje que recibió el domingo por la noche Agustina Tula, hija de María Cristina Saborido, ex detenida y desaparecida en el pozo de Banfield en el 77.

Cuando su cuñado se fue de la casa de la familia alrededor de las 4 de la madrugada del lunes, dos hombres lo atacaron en la calle, a dos cuadras, uno con un cuchillo y otro con un arma. Se enteraron cuando el llamó por teléfono diciendo “me lastimaron, me lastimaron”. Volvió a la casa y les contó como lo fajearon mientras le decían: “zurdo de mierda, dejate de joder”.

Hace más de un año que la familia Tula Saborido viene recibiendo amenazas de este tipo por correo electrónico, que decidió ignorar. Pero las últimas les dieron miedo. El día anterior Agustina recibió un correo que decía: “haga patria, mate a un zurdo”.
En diálogo con Red Eco, Agustina contó que le llegaron mensajes de ese tipo en los últimos días, con “amenazas terribles, me decían: se salvaron tus viejos pero vos no, te estamos preparando el nicho”. Los mensajes provenían antes de una dirección de correo diferente, peppepippi@yahoo.com.ar, el último postulaba como nombre del remitente “memoria COMPLETA”, y provenía de ppumc@hotmail.com.

La denuncia por lo que pasó el lunes fue asentada en el juzgado de Lomas de Zamora, en la fiscalía número 19. Exigieron custodia personal y domiciliaria que les fue otorgada enseguida, efectuada por agentes de la policía bonaerense. Pero no se les brindó ninguna información más acerca del programa de protección de testigos.

“Estoy aterrada – dijo Agustina – volvieron los fantasmas, a mi mamá la metieron de nuevo en el pozo. Son unos perversos, porque a ella ya le hicieron todo lo que podían hacerle, por eso van a la psicológica, y atacan a los hijos” .

María Cristina Saborido hizo circular una carta abierta por varios medios y por Internet la semana pasada, en repudio al apoyo brindado por el último presidente de la dictadura, general Reynaldo Bignone, al acto de “homenaje a las víctimas de la guerrilla” que se hizo en Plaza San Martín el jueves pasado y donde Bignone llamó a que “se termine lo que nosotros no supimos ni pudimos terminar”.

También participó en los reclamos por la aparición con vida de Jorge Julio López.
Agustina destacó haber recibido el apoyo de los medios, pero no dejan de tener miedo. “La gente tiene que darse cuenta de lo que pasa. ¿Qué es lo que hace falta, que desparezcan más personas? Está pasando algo, por favor, que no silencien a nadie más”.
La situación que vive la familia de Cristina se da en el marco de la desaparición de Jorge Julio López hace casi un mes y las amenazas a jueces y fiscales que llevan adelante causas contra los represores.

Desde diferentes agrupaciones sociales, estudiantiles y sindicales exigen la realización de un paro nacional el miércoles próximo, a un mes de la desaparición de López, que refleje el rechazo social a cualquier intento de continuar la impunidad de los responsables del genocidio perpetrado durante la última dictadura militar.

Fuente: Red Eco Alternativo, Argentina
www.laredeco.com.ar

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí