La Habana.- Centenares de intelectuales latinoamericanos, europeos y
norteamericanos dijeron al gobierno de Estados Unidos en una declaración publicada en La Habana que respete la soberanía
cubana y estimaron que es creciente la amenaza estadounidense a la integridad de este país caribeño.

La declaración firmada por unas 400 personalidades fue divulgada en rueda de prensa este lunes en La Habana en la cual también
fue comentada por los promotores de la misma la salud del líder cubano, Fidel Castro, y la situación en Cuba, la cual estimaron de
tranquila pero pendiente del estado del paciente.

El presidente de Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, el sacerdote católico, teólogo y sociólogo belga Francois
Houtart, y Andrés Gómez, residente en Miami, Florida y director de la revista digital Areito y de la brigada de solidaridad con Cuba
Antonio Maceo, encabezaron la conferencia, durante la cual la salud del dirigente cubano fue calificada como estable.

Aunque se informó en una de las respuestas que ninguno de los tres presentadores se encontró con el presidente cubano después
de anunciarse su enfermedad, todos coincidieron en que las declaraciones de algunos dirigentes cubanos en el interior y exterior de
la Isla denotan que este enfrenta una situación estable, sin gravedad, tras la intervención quirúrgica que sufrió para detener un
sangramiento en sus vías digestivas.

Por su parte Gómez subrayó que la situación actual, y la manera de reaccionar de las autoridades cubanas, ante la enfermedad
de Fidel Castro han sido las normales en el contexto de Cuba. Gómez, además, aventuró su “especulación personal” de que ya
quizá el presidente cubano hubiera estado pensando en delegar sus cargos a raíz de cumplir sus 80 años de edad, el próximo 13 de agosto.

Sobre la declaración emitida hoy, firmada, entre muchos otros, por el escritor portugués José Saramago, los premios nóbel el
nigeriano Wole Soyinka, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, el italiano Dario Fo, el sudafricano Desmond Tutu, los intelectuales y
artistas norteamericanos Noam Chomsky, Harry Belafonte, Angela Davis, Tom Morello, Alice Walker, Ramsey Clark, el uruguayo
Eduardo Galeano y el argentino Miguel Bonaso, el belga Houtart dijo que con el transcurso de los días muchos intelectuales más
agregarán sus firmas al documento.

El texto de la declaración rechazó amenazas y presiones lanzadas en las últimas horas desde Washington contra Cuba por el
propio presidente norteamericano, George W. Bush, el vocero de la Casa Blanca, Tony Snow y la Secretaria de Estado,
Condoleezza Rice, por considerarlas como amenazantes, no solo contra la integridad nacional de Cuba, sino también contra la
paz y la seguridad en América Latina y el mundo.

“Exigimos que el gobierno de los Estados Unidos respete la soberanía de Cuba. Debemos impedir a toda costa una nueva
agresión”, expresaron los intelectuales firmantes.

Este lunes la prensa oficial cubana comentó que Fidel Castro, ha tenido una impresionante recuperación mientras que dirigentes
de la Isla que visitan países de América Latina ratificaron que el líder se restablece rápidamente.

“Hace unas horas, un amigo, tras compartir con el Comandante e impresionado por su recuperación, nos dijo ¡es un Caguairán!”,
expuso este lunes una crónica de primera plana en el diario nacional Granma, la cual narró la experiencia de una persona anónima
que conversó con el dirigente, quien fue sometido a una operación quirúrgica por un sangramiento intestinal hace varios días.

“En la región oriental se le llama Caguairán a uno de los árboles de la madera más valiosa, dura y resistente. En la occidental, la
misma planta maderable se conoce como Quiebra Hacha por su resistencia. El Caguairán es incorruptible, compacto, de una
dureza extraordinaria, escribió el sabio cubano Tomás Roig en su diccionario botánico. El color es rojo púrpura, con un grano
recto, durable y muy consistente”, explicó el autor del comentario.

“Alcanza un tamaño de 50 pies de altura y un tronco de 16 pulgadas de diámetro. Las características de este árbol lo convierten
en ideal para fabricar obras duraderas”, expuso.

“El Caguairán abunda en el extremo oriental del país y crece en los bosques de
tierras calcáreas y montañosas”, describió.

“Hace unas horas, un amigo, tras compartir con el Comandante e impresionado por su recuperación, nos dijo ¡es un Caguairán!”,
puntualizó Granma, sin brindar más detalles.

En La Paz, Bolivia, el vicepresidente cubano, Carlos Lage, una de las personalidades encargadas por el presidente cubano de
ocuparse de asuntos de estado y gobierno que él mismo atiende personalmente, dijo que este se recobra de manera satisfactoria
y ha comenzado a comer y a sentarse en la cama. Lage comentó que Fidel Castro podría volver a ocuparse de sus funciones
partidistas y gubernamentales en el transcurso de unas semanas. Lage corroboró así otras declaraciones similares del ministro de
Salud Pública, Joaquín Balaguer, en Guatemala, el fin de semana pasado.

En Caracas, el
domingo, el presidente venezolano, Hugo Chávez, también anunció la mejoría del dirigente cubano, información
que compartió en conversación telefónica con su colega y amigo, el mandatario boliviano Evo Morales, quien a su vez deseó desde
La Paz el pronto restablecimiento de Fidel Castro.

La prensa cubana siguió reflejando las cartas y mensajes de cubanos y extranjeros al presidente cubano con motivo de su
enfermedad. El niño Elián González, quien fue el centro de amplias manifestaciones públicas en Cuba que exigieron su devolución
a su padre, residente en la Isla, mientras permanecía en poder de parientes lejanos en Miami, Florida, dijo en un misiva que ”te
enviamos esta carta para hacerle saber que nos preocupamos por la salud suya. Esperamos su pronta recuperación y
aprovechamos para felicitarlo por su cumpleaños y que cumpla muchos más”.

También en la capital cubana, el domingo, el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de la Iglesia Católica, pidió públicamente en sus
oraciones “que Dios acompañe en su enfermedad al presidente Fidel Castro”. En respuestas a la prensa extranjera, el religioso dijo
que continuarán haciéndose misas en el país que rogarán por la salud del paciente. ”En estos días, se tendrán en cuenta la salud
del presidente, la patria y los que gobiernan actualmente. Oramos por la patria, por Cuba en estos momentos, por quienes la
dirigen. Es nuestra manera de poner el futuro en manos del Señor, que es lo que le corresponde en estos momentos a la Iglesia”,
dijo.

Abogó “porque nada rompa la concordia entre los cubanos, nada perturbe la paz entre nosotros, ya que es evidente que
cualquier cosa que fuese de ese estilo no solamente es rechazada, sino que sería muy lamentable”, y rechazó con énfasis una
intervención militar de Estados Unidos en la Isla. Dijo que la Iglesia Católica cubana “jamás estaría … ni siquiera aceptando
mínimamente cualquier intervención extranjera. ¡Jamás!”.

Fuente: World Data Service

http://www.wds.wdrc.info

http://www.wdrc.cubaresearch.info