La Política la entiendo como la CIENCIA al servicio del bienestar integral del ser humano, PEDAGOGÍA que permita educar amplios sectores de la población con la discusión de propuestas coherentes, ÉTICA, reserva moral, coherencia entre lo que se dice y se hace, honestidad al 100%.

Más del 90% de la población desconfía de los políticos, lamentablemente el ejercicio de la política en el Perú está muy desprestigiado, la imagen del político(a) se asocia más bien al tipo mentirosos y ladrón. La política entendida como negocio, como fuente de ingreso ha ocasionado la inscripción de 24 planchas presidenciales para las elecciones de abril próximo.

En la historia política y económica del Perú, la derecha encabeza la corrupción, carente de Visión Histórica y de Identidad Nacional, se dedicó a saquear nuestros recursos y entregarlos a manos extranjeras, hoy ya casi nada es nuestro, vivimos en casa ajena.

Venimos de tropiezo en tropiezo, del 80 al 85 fracasa el gobierno de Acción Popular y el Partido Popular Cristiano de la señorita Lourdes Flores Nano, 85-90 un nuevo desastre con el gobierno del Dr. Alan García, el APRA además hoy gobierna en 12 regiones, 90-2000 se impuso la cleptocracia de la mafia Fujimori-Montesinos, 2000-2005 el descalabro con el gobierno del Dr. Alejandro Toledo. Entreguismo, burocracia holgazana, desalmada, planillas doradas, la corrupción, han sido características permanentes en estos gobiernos irresponsables. ¿Qué extraño virus circula por la corteza cerebral de esta gente?

En Cajamarca-Perú opera desde 1993 Minera Yanacocha (la mina de oro más grande de Latinoamérica, la segunda en el mundo), Cajamarca ha pasado del cuarto al segundo lugar en el mapa de la pobreza. Yanacocha opera con total impunidad (contamina el agua con metales pesados, maltratos permanentes a poblaciones rurales humildes, no tienen licencia social, explotación a trabajadores en services (hay trabajadores cuya jornada laboral diario es de 12 horas y ganan 200 dólares al mes), robo de impuestos, corrupción de funcionarios (Newmont y Buenaventura los accionistas principales le robaron sus acciones a su ex socio, la empresa francesa BRMG en un proceso judicial manipulado por Vladimiro Montesinos), a esto hay que agregar la persecución, denuncias judiciales y asesinato de líderes sociales que defienden los derechos de sus pueblos. En este contexto, ¿qué hace el Estado Peruano? ¡NADA!, ya para nadie es novedad que son los mudos cómplices de Minera Yanacocha (MY). Resulta curioso ver como los representantes del gobierno central, el APRA y la derecha se pelean en los debates congresales, en Cajamarca en cambio ellos viven de rodillas ante MY.

El sobrecosto del tratamiento del agua potable por los problemas de contaminación, los paga la población en sus recibos mensuales, ¿qué dice el Sr. Alcalde? ¡NADA!

El 26 de julio del 2002, “Unidad Nacional”, el APRA, “Perú Posible” y el FIR (hoy denominado “Perú Ahora”) firmaron a puerta cerrada el famoso “Acuerdo de Gobernabilidad” apoyando a MY para la explotación del cerro Quilish a pesar que el anterior Alcalde, general ® Jorge Hoyos Rubio dejó la Ordenanza 012-2000 que establece: “Declarar como Zona Reservada Municipal el cerro Quilish y las Microcuencas de los ríos Quilish, Porcón y Grande”.

A pesar de que Yanacocha perdió en dos instancias en el Poder Judicial en Cajamarca, el Tribunal Constitucional presidido por Javier Alva Orlandini (militante de “Acción Popular”) le dio pase para que puedan explorar.

Los 15 días de lucha cívica del pueblo cajamarquino en setiembre del 2004, vencieron a Newmont (la compañía norteamericana Nº 1 en producción de oro a nivel mundial) en sus intentos de explorar Quilish, Yanacocha Sur y Cuenca Porcón. Quilish es un ecosistema muy frágil ubicado en la parte alta, en cabecera de cuenca a sólo 8.5km de la planta de tratamiento de agua potable de Cajamarca, su explotación sería un acto criminal, afectando a la población del campo y la ciudad, además de aumentar la escasez de agua que actualmente padecemos.

Ahora en coyuntura electoral quienes TRAICIONARON a la ciudadanía hacen formas mil para convencernos que trabajaran mañana, tarde, noche y madrugada por el pueblo. Estemos atentos¸ el voto cívico consciente es la oportunidad de SANCIONAR a quienes mintieron, cero votos a politiqueros(as) corruptos(as).

El brillante novelista portugués, José Saramago, Premio Nóbel de Literatura nos recuerda: “Es una gran verdad eso de que el peor ciego es el que no quiere ver”.

– Iván Salas Rodríguez es Sociólogo, columnista de la revista “Dignidad Regional” de Cajamarca-Perú.