Once años han pasado desde la constitución de Vía
Campesina. Once años de innumerables luchas y
resistencias que fueron rememorados por Rafael Alegría,
Secretario Operativo de la organización, durante el
segundo día de la IV Conferencia de este movimiento
campesino internacional.

Formalmente, la Vía Campesina se constituyó en el primer
encuentro realizado Mons (Belgica), en mayo de 1993,
donde se fijaron los objetivos y principios fundamentales
que han marcado la historia de la organización. Siete
meses después tiene lugar la primera jornada de lucha,
cuando la Organización Mundial de Comercio (OMC),
incorpora en su agenda el tema de la agricultura., señaló
Alegría.

La 2ª Conferencia (abril 1996, Tlaxcala, México), se ve
marcada por el asesinato de 19 campesinos del Movimiento
Sin Tierra de Brasil ocurrida Carajás el 17
de abril de 1996, en cuyo honor establece que en cada
aniversario se celebrará el Día de las Luchas Campesinas.
Este mismo año tiene una significativa presencia en la
Cumbre Mundial de la FAO en Roma, donde plantea que no se
debe patentar la vida y lanza el concepto de Soberanía
Alimentaria: el derecho de los pueblos para elegir sus
políticas alimentarias, que hoy en día no es un concepto,
sino un principio de la Vía Campesina.

La tercera cita de Vía Campesina se realiza en Bangalore
(India, 2000), donde el debate gira en torno a la
construcción de alianzas y la equidad de género, teniendo
como antecedente inmediato su destacada participación en
las acciones registradas en Seattle a fines de noviembre
de 1999 en rechazo a la OMC. La vocación solidaria de Vía
Campesina tiene una particular manifestación en 2002
cuando, ante la persistente masacre que sufre el pueblo
palestino, envia una misión de paz y solidaridad en la
que participa José Bové, Lee kyung Hae, Paul Nicholson y
Doris Guitierrez.

Durante la Cumbre de la OMC, realizada en Cancún en
septiembre de 2003, Vía Campesina y el movimiento El
Campo no Aguanta Más impulsan las movilizaciones de
protesta en cuyo desarrollo se inmola el campesino
coreano Sr. Lee en nombre de la lucha agraria, sus
palabras fueron “La OMC mata campesinos”.

Corresponde a la IV Conferencia -acotó Alegría- analizar
y fortalecer el papel y la estrategia de la Vía;
fortalecer y afinar las políticas de alianzas con el
conjunto de los movimientos sociales; integrar las
estrategias y acciones internacionales futuras en el
trabajo de las organizaciones nacionales, desarrollar
mecanismos para la capacitación y formación de líderes
internacionales; promover y fortalecer la participación
general de las mujeres y los jóvenes; y clarificar la
posición de la Via Campesina frente al sistema ONU, como
FAO y con instituciones multilaterales tales como OMC,
FMI y Banco Mundial.