La IV Conferencia Internacional de Vía Campesina, que se realizará del 14 al 19 de junio en Sao Paulo, Brasil, se da en un contexto histórico de la lucha de los pueblos del mundo frente al neoliberalismo. Por tanto, la importancia de este evento es mayor, frente a los retos de consolidar los procesos de articulación de los movimientos sociales en defensa de la agricultura familiar y campesina.

Esta apreciación fue compartida por diversos dirigentes de las organizaciones campesinas que confluyen en la Vía Campesina y que ya se encuentran en Sao Paulo, en donde ofrecieron una conferencia de prensa en la que también destacaron la realización de las Asambleas Internacionales de las mujeres y jóvenes campesinos, durante los días 12 y 13 de junio.

Joao Pedro Stédile, integrante de la dirección nacional del MST de Brasil, destacó que Conferencia cobra mayor importancia para el movimiento campesino latinoamericano pues se realiza en momentos en que se enfrentan nuevos retos para defender la agricultura familiar y campesina frente a la imposición del libre comercio y las políticas que se imponen desde la OMC.

“En la Vía Campesina se articulan los más importantes movimientos campesinos del mundo ; es un proceso que está en construcción y es un espacio de lucha para mejorar las condiciones de vida de la gente del campo así como para intercambiar visiones, ideas y experiencias para lograr mayor unidad de acción para enfrentar al capital transnacional y sus empresas monopólicas”, remarcó.

El dirigente del MST agregó que así como las anteriores conferencias ayudaron a sentar las bases para impulsar Vía Campesina, buscar su ampliación y definir su línea política, este nuevo evento debe significar un salto cualitativo que consolide la unidad internacional de los campesinos para frenar dos décadas de neoliberalismo, que es el enemigo principal.

Por su parte, Paul Nicholson, dirigente del País Vasco y de la Coordinadora Campesina de Europa, sostuvo que frente a la crisis de la agricultura familiar, que destruye las economías locales y provoca el éxodo rural, es necesario articular y definir las nuevas estrategias y fuerzas del movimiento campesino ; lo cual implica fortalecer las luchas locales en cada país.

Asimismo, destacó la presencia de más 100 organizaciones campesinas que participarán en la IV Conferencia Internacional así como en las Asambleas de Mujeres y Jóvenes Campesinos, que se convierten en instrumentos de cambio social y de defensa de la cultura y la agricultura campesina. Coincidió con Joao Pedro en que las políticas neoliberales, del FMI, BM y OMC son las principales causas de la crisis del campo ; y llamó a defender la tierra, el agua y las semillas, que son luchas que son comunes en todo el mundo.

Paul Nicholson, también destacó la necesidad de seguir luchando frente a los cultivos transgénicos y por la soberanía alimentaria, pues ella contribuye a mejorar las economías locales, a defender el medio ambiente y tener un campo vivo. Para enfrentar estos desafíos de lucha común frente al modelo neoliberal, se hace necesario articular alianzas entre los campesinos, trabajadores rurales y mujeres, enfatizó el dirigente del País Vasco.

En la conferencia de prensa también participaron las dirigentas Imelda Lacandazo, de la organización de mujeres campesinas de Filipinas ; y Rosa María Tzul, dirigente campesina de Guatemala, quienes denunciaron la permanente discriminación de que son víctimas las mujeres campesinas e indígenas, así como las duras condiciones en que tienen que trabajar en el campo. Demandaron también impulsar los procesos de reforma agraria en diversos países del mundo y profundizar la lucha contra los transgénicos.

Por su parte, Molefe Pilane, dirigente del Movimiento de Pueblos Sin Tierra de Africa del Sur, se refirió al apoyo que diversos gobiernos brindan a las empresas que impulsan los cultivos transgénicos, como la transnacional Monsanto. También denunció el aumento de la represión contra los diversos movimientos campesinos en muchos países del mundo.

Todos los problemas panteados por estos dirigentes de los movimientos campesinos así como las propuestas para enfrentarlos, serán debatidos profundamente en los próximos días en el marco de esta IV Conferencia Internacional, de que deben emanar las nuevas estrategias de la Vía Campesina para asumir los nuevos y grandes desafíos que tiene por delante en actual contexto político e histórico del movimiento campesino.