Durante los días 21, 22 y 23 de mayo y los días 28, 29 y 30 del
mismo mes, los venezolanos lograron completar una etapa más de
un proceso completamente inédito en la historia política
americana. En esos días se realizaron los reparos a las firmas
de solicitudes de referendos revocatorios para diputados y para
Presidente de la República.

Este proceso de reparos no era más que la oportunidad que
tenían los ciudadanos para concurrir ante el árbitro electoral,
el Consejo Nacional Electoral, y manifestar su voluntad de
excluir o de incluir su firma dentro de los solicitantes para el
referendo revocatorio respectivo. Se completaba así el un paso
más en la solicitud de cada referendo revocatorio.

Es importante hacer notar que el Consejo Nacional Electoral,
lejos de anular aquellas firmas sobre las que se tenían dudas
razonables acerca de su validez, más bien se decidió llamar
nuevamente a los ciudadanos para que ratificaran las firmas. Por
supuesto, esto condujo a desenmascarar una de las trampas que
tenía la oposición antidemocrática: la coacción. Con esta figura
se obligó a mucha gente a votar en el referendo, prestándose la
empresa Súmate para esa labor, ya que éstos entregaban una
constancia de haber firmado que luego era requerida en muchos
lugares de trabajo.

Otra de las trampas que se logró descubrir fue la de las largas
listas de fallecidos cuyas cédulas estaban en poder de la
oposición y que, no de ahora, sino desde hace mucho tiempo,
permitían incluirlos en los listados del CNE a fin poder
ejecutar fraudes con estas cédulas. Nos preguntamos si no fue
así como el Sr. Andrés Velásquez perdió las elecciones de 1993,
por apenas un margen muy pequeño de votos con el Sr. Rafael
Caldera. Por cierto, Andrés Velásquez mostró su verdadera cara
en aquella oportunidad, en la que no tuvo el valor de hacer
valer los verdaderos resultados de aquellas elecciones que lo
daban como vencedor.

Con el proceso de reparos culmina a su vez el de los referendos
revocatorios. Estos referendos son consecuencia directa de la
aplicación de una Constitución que define la democracia como
Participativa y Protagónica. A veces llama la atención, como
quienes se opusieron con fiereza a la aprobación de esta
Constitución, e incluso la derogaron con el famoso Golpe de
Estado del 11 de abril de 2002, ahora la defienden con una
vehemencia histriónica digna de mejores causas. Luego el árbitro
electoral va a determinar cuáles son los referendos que se van a
activar. Eso es parte del juego democrático y es así como está
definido en nuestra Constitución.

Con los referendos se da cumplimiento al artículo 6 de la
Constitución que señala que “El gobierno de la República
Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la
componen es y será siempre democrático, participativo, electivo,
descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de
mandatos revocables.” Así mismo se cumple el encabezado del
Artículo 72 que dice que “todos los cargos y magistraturas de
elección popular son revocables”. En la revocatoria de los
mandatos reside uno de los aspectos fundamentales de la
Democracia Participativa y Protagónica: los cargos de elección
popular no son para representar sino para servir de instrumento
de participación de quienes lo eligieron. Si el mandatario no
cumple con esta visión, ni siquiera se le permite que termine el
mandato, pues el mismo emana de quienes lo eligieron.

Por todo lo antes expuesto, la importancia que para los
revolucionarios tienen los reparos y el referendo revocatorio,
trasciende a los resultados de los mismos. Es decir, sin
importar cuáles sean los resultados, lo importante es que se
están aplicando mecanismos que son consecuencia de una
Democracia Participativa, y que por lo tanto, lo que ha salido
enormemente fortalecido de todo este largo proceso ha sido la
construcción del poder popular. Es tarea de los venezolanos no
dejarnos quitar la conquista fundamental de los últimos tiempos:
la Constitución Bolivariana, de la que los reparos y referendos,
son, entre otros, una de sus consecuencias.

www.espacioautogestionario.com

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí